Temas Especiales

27 de Jan de 2021

Café Estrella

‘Juegos de muerte’

El efecto de la televisión ‘real’ y el diseño de las guerras orquestadas para los seguidores de la televisión por cable tienen elementos...

El efecto de la televisión ‘real’ y el diseño de las guerras orquestadas para los seguidores de la televisión por cable tienen elementos suficientes para que los autores de libros de ficción puedan dedicarle cientos de miles de páginas a temas que ocupan titulares diarios en nuestros medios y que en los años siguientes se conviertan en el pan nuestro de cada día.

Los Juegos del hambre, por ejemplo, es el primero de tres libros distópicos escritos por Suzanne Collins que aborda estos temas y logra echarse al bolsillo a la generación de los videojuegos y la tridimensionalidad.

En ese mundo post apocalíptico, el gobierno apuesta a sangre y circo para que los ciudadanos se mantengan pegados a los medios de comunicación. De esta manera surge un juego en el cual seleccionan a dos muchachos para competir en un reallity show que tiene como regla el que uno sólo sobreviva.

Con ventas millonarias, la trilogía de Collins se ha colocado entre los nuevos clásicos de la literatura norteamericana y esta semana se estrena la versión cinematográfica del primer relato, dirigido por Gary Ross (Pleasantville y Seabiscuit).

Las estimaciones en taquilla para esta película son altas y se espera que la segunda película esté lista en los próximos dos años, sin embargo con la presentación de esta cinta, inmediatamente vienen dos referentes directos: Battle Royale, filme basado en la novela del japonés Koushun Takami, publicada en 1999 y El juego más peligroso, novela escrita en 1924 por Richard Connell, que ha sido llevada al cine al menos 25 veces en distintas versiones cinematográficos producidas desde los años treinta hasta la actualidad, siendo sus ejemplos más decadentes The Pest, protagonizada por el actor colombiano John Leguízamo y Hard Target, con Jean Claude Van Damme y dirigida por John Woo.

En el caso de Battle Royalle (con una explosiva actuación del director, comediante y pintor japonés Takeshi Kitano), la trama nos lleva a conocer a los estudiantes del Instituto de Shiroiwa, que invitados a un viaje cultural son adormecidos, secuestrados y obligados a matarse entre ellos en un sangriento juego de disciplina en un mundo reinado por el caos y el desorden; mientras que en El juego más peligroso, un cazador neoyorkino es presa de un millonario cosaco que busca hacer su safari humano dentro de una isla del Caribe.

Claro está, también mencionaremos lo que Stephen King o su alias, Richard Bachman, escribieron con temáticas similares a través de La marcha larga, escrita en 1979, que narra las vicisitudes de un grupo de jóvenes que deben competir por su vida, y The Running Man, cuya vrsión de cine protagonizara Arnold Schwarzzenegger ambientada en el año 2025, que sigue la vida de un obrero obligado a competir en un show de la televisión en donde sería cazado por asesinos profesionales.

Los juegos del hambre es una salida violenta a los ya conocidos best sellers Harry Potter y Crepúsculo, que busca conquistar ahora a las audiencias de todo el mundo con la participación de la joven estrella Jennifer Lawrence, nominada al Oscar por el filme Winter’s bone y que en la actualidad es considerada como una de las mejores jóvenes estrellas de cine independiente estadounidense que hacen la transición perfecta al mundo de los blockbusters de Hollywood.