La Estrella de Panamá
Panamá,25º

12 de Nov de 2019

Café Estrella

El alivio de la histeria femenina

PANAMÁ. El vibrador es un complemento utilizado desde finales del siglo XIX principalmente por mujeres para saciar su apetito sexual o p...

PANAMÁ. El vibrador es un complemento utilizado desde finales del siglo XIX principalmente por mujeres para saciar su apetito sexual o procurarse placer.

El primer vibrador lo inventó el médico británico Joseph Mortimer Granville en la década de 1880, que patentó un aparato electromecánico con forma peneana como herramienta terapéutica para masajear la pelvis de manera fácil e higiénica, con la intención de quitarse el problema que se les vino encima con la epidemia de histeria femenina existente en esos años, previamente, su tratamiento era acariciar a la paciente hasta hacer que alcanzaran el orgasmo, siendo bastante efectivo durante milenios.

Se fueron haciendo populares y aceptados en general sin ningún efecto negativo sexual, se vendían como artículos de masaje anti estresante, existiendo anuncios en revistas y catálogos, haciéndose en distintas versiones.

¿DE QUÉ TRATABA LA ENFERMEDAD?

La histeria femenina reunía un compendio de dolencias del todo dispares como desfallecimientos, insomnio, retención de fluidos, pesadez abdominal, espasmos musculares, respiración entrecortada, irritabilidad, pérdida de apetito sexual, etc.

Como remedio más utilizado, la medicina del momento recomendaba el orgasmo, ya que la sociedad victoriana de esa época lo denominaba el ‘paroxismo histérico’. Para ello los doctores realizaban un tratamiento conocido como ‘masaje pélvico’, que no era más que la estimulación manual de los genitales de la mujer por el doctor hasta llegar al orgasmo.

Según la sexóloga Alessandra Rampola este fue el quinto electrodoméstico sexual de mayor venta en el mundo en su tiempo. Su principal función fue ciertamente para eso, estimular a la mujer, destacó.

El sexólogo y psicólogo Eliecer P. Rivera explica que lo que en un principio fue un aparato terapéutico se convirtió en un aparato doméstico para mudar de nuevo a lo que conocemos hoy como el juguete sexual por excelencia.

‘Mucho tuvo que ver en esta transformación el hecho de que en 1952 la Asociación Americana de Psiquiatría declaró oficialmente que la histeria femenina no era una enfermedad sino un mito caduco y que luego, la irrupción de cine pornográfico que se adueñó de este curioso invento para adornar sus films’, agregó.

‘Hoy día los hombre y las mujeres los usan para satisfacerse sexualmente’, explicó Rivera.

Thays Farrow una de las dueñas de uno de estos locales en Panamá, señaló que las parejas son las que más buscan estos aparatos que de igual manera los hay en diferentes estilos y colores para el gusto de cada quien o satisfacer sus necesidades.

DATOS

La sexóloga Betty Dodson empezó a utilizar vibradores en sus talleres de salud sexual femenina a mediados de la década de 1970 y después de varios años los aparatos fueron reapareciendo en los esta ntes de varias tiendas. El uso del vibrador recibió otro impulso a mediados de la década de 1980, cuando en medio de la crisis del SIDA, el Cirujano General de los Estados Unidos lo incluyó en una lista de prácticas de sexo seguro. Hoy en día es generalmente aceptado que el uso de los vibradores no causa ningún efecto sexual negativo y que se pueden disfrutar en pareja como parte de una relación sexual sana.