Temas Especiales

27 de Sep de 2020

Café Estrella

El coleccionista, el mecenas

En la casa de Ricardo Gago Salinero difícilmente hay un espacio vacío. ¿Por qué ese afán de coleccionar objetos? Creo que son los genes,...

En la casa de Ricardo Gago Salinero difícilmente hay un espacio vacío. ¿Por qué ese afán de coleccionar objetos? Creo que son los genes, responde, y cuenta que su madre Rosario ‘aún guarda la pequeña, pequeñísima maleta que traía cuando llegó a Panamá’.

Ta mbién traía su madre un misal, que en esos mome ntos de desánimo durante la travesía en barco, le daban esperanza frente a un futuro incierto. ‘Ese misal me lo regaló hace unos años y con él inicié mi colección de objetos religiosos’. Pero lo que cree fue su primer objeto de colección es lo que describe como ‘un insignificante candil inservible’ que siendo niño recogió en casa de una tía en España.

Ricardo tiene miles de objetos en su colección, los tiene clasificados en grupos. Por ejemplo, tiene una colección oriental, tiene una colección de arte religioso y lo que es la joya de la corona, una colección de objetos relacionados al canal, que son su verdadera pasión. Se imagina en cada uno de ellos cómo fue la vida de sus dueños, un simple y quizás común radio, una silla, postales de la época con mensajes para sus destinatarios.

Cuando se abre el Museo del Canal en 1996, Ricardo decide prestar cinco piezas de su colección. Pero para el año 2006 ya había regalado más de 500 piezas, por lo que el museo inauguró la muestra ‘Visión de un coleccionista del siglo XXI’. Posteriormente, en el 2009, se presentó en el Smithsonian en Washington la exhibición ‘Pasajes panameños’ con gran parte de s u colección privada.

El pasado 18 de mayo Ricardo Gago Salinero presentó en el Museo del Canal Interoceánico su libro ‘Un coleccionista del siglo XXI’ donde se relata la historia de 151 piezas que forman parte de las dos mil 200 piezas que hasta ahora ha regalado al Museo del Canal.

¿Por qué, en un grado increíble de generosidad, decidió regalar miles de piezas de su colección al Museo del Canal Interoc eánico? Responde que, a su juicio, los panameños no mostramos un real interés por conocer la historia del Canal ‘y much o menos conocen el Museo del Canal Interoceánico’. El espera que la difusión de todos estos even tos animen al panameño a visitar el Museo, a adentrarse en el conocimiento de la historia de un canal que a través de nuestro istmo une a los dos océanos.

Ricardo Gago Salinero es incansable, ya empezó la elaboración del segundo tomo del libro ‘Un coleccionista del siglo XXI’ que quiere vea la luz en el 2015. Pero mientras esto se da, qué otra cosa lo anima, que más desea, ¿quizás un puesto público? Cuando esperaba un rotundo no como res puesta, Ricardo me sorprende y confiesa que ‘me hubiera gustado ser director del Instituto Nacional de Cultura’. Y va más lejos cuando afirma que en un futuro no descarta aceptar esa dirección ‘si tuviera un presupuesto digno, no la miseria que tienen hoy en día y un grado de autonomía para cambiar la estructura y revertir el hecho de que hoy se paga más en planilla que en funcionamiento e inversión’.

Finalmente, a este hombre positivo, soñador de cierta forma, pero práctico de muchas otras ¿qué lo saca de quicio? categórico contesta ‘la envidia y la cizaña, es algo con lo que no puedo lidiar’.