Temas Especiales

16 de Jan de 2021

Café Estrella

Descubriendo el pasado romano

ITALIA. Un grupo de arqueólogos que trabaja en la villa romana del mecenas Marco Valerio Messalla, quien fue cónsul junto con el emperad...

ITALIA. Un grupo de arqueólogos que trabaja en la villa romana del mecenas Marco Valerio Messalla, quien fue cónsul junto con el emperador Octavio Augusto, encontró siete esculturas íntegras de dos metros de altura que ilustran el mito griego de Níobe y los Niobidi, entre junio y julio de 2012, pero no los dieron a conocer hasta el pasado martes 8 de enero.

Para el director científico de las excavaciones, Alessandro Betori, la importancia de este descubrimiento es que, aunque ya se habían encontrado previamente esculturas relacionadas con el mito de Níobe, es la primera vez que aparece de forma homogénea gran parte del grupo de los Niobidi.

Entre las figuras, destaca la escultura Níobe mientras asiste desesperada a la muerte de sus hijos y dos estatuas masculinas de dos jóvenes que presencian la muerte de sus hermanos.

CONTEXTO POÉTICO

Los arqueólogos consideran que el poeta romano Publius Ovidius Naso (43 a.C. – 17 d.C.) se inspiró en estas estatuas para escribir un pasaje del sexto capítulo del poema Las Metamorfosis, concluido en el siglo 8 d.C.

Ovidio visitaba con frecuencia la villa de su mecenas Marco Valerio Messalla, pudo contemplar todo el esplendor del grupo escultórico e inspirarse para trasladar de la escultura a la poesía la tragedia del mito de Niobe, cuya soberbia fue castigada con la muerte de sus hijos, opinan los investigadores.

La superintendente de Bienes Arqueológicos del Lazio, Elena Calandra, explicó ayer que existe también la hipótesis de que fuera el propio Ovidio, quien sugiriese a Mesalla que colocara las esculturas en la piscina de la villa, en la ciudad de Ciampino (Roma), donde fueron encontradas en el marco de unas excavaciones preventivas.

Además, Valerio Mesalla creó el círculo artístico frecuentado por algunos intelectuales y poetas más importantes de la época de Augusto (63 a.C. - 14 d.C.), como Tibullo, de los que el cónsul también hizo de mecenas.