Temas Especiales

21 de Apr de 2021

Café Estrella

‘Nos ponemos al día recuperando el tiempo perdido’

Ramón Parra comenta que se está haciendo un excelente trabajo de recuperación y digitalización de la memoria histórica de Panamá y los p...

Ramón Parra comenta que se está haciendo un excelente trabajo de recuperación y digitalización de la memoria histórica de Panamá y los países que conforman ABINIA. Sin embargo, no niega que este trabajo quizás se empezó mucho después de lo que se debía:

‘Estas tecnologías han llegado algo tarde a nuestra región y son quizás algo costosas; sin embargo, nos estamos poniendo al día para que en un futuro la memoria histórica esté disponible para todos’. Y es que, comenta el venezolano, ‘la clave está en el manejo de la información. Al llegar a una universidad en Europa, lo primero que hacen es llevarlo a la biblioteca del lugar, porque, en la medida que usted sepa manejar los recursos de la información, se sabrá si usted puede o no afrontar la carrera’. Al referirse a este tema, el secretario de ABINIA parafrasea a una profesora cubana que forma parte del grupo y quien dice: ‘La información es como la sangre, está en todos lados’. Este comentario está relacionado con el hecho de que el bibliotecario debe también adaptarse a la realidad actual donde la información está al alcance de la mano de todos y no es obligatorio ir a la biblioteca para obtenerla: ‘No cabe duda que las nuevas tecnologías de la comunicación y la información han agregado un componente importante para el trabajo del bibliotecario que debe ser el rector de la información y la comunicación. Hay varios elementos que debe tener en cuenta el bibliotecnólogo: la inmediatez de la información, la novedad, por citar algunos. Hoy en día se trabaja en tiempo real. Ya no hay que esperar la impresión de un libro para saber algo, ante la inmensa variedad de sucesos que se transmiten en directo. Eso ese algo que no ocurría en el pasado. El bibliotecario que no se actualiza quedará desfazado’. Cuando se le pregunta sobre cómo se puede hablar de digitalización de la información cuando hay muchos lugares en donde un libro ni siquiera es un objeto común, comenta Parra que a través de las herramientas digitales es más fácil llevar el conocimiento a esos lugares donde un libro no llega. ‘Ahora alguien puede aprender aún siendo analfabeta. Puede mirar un vídeo, escuchar una grabación, en fin. Formas de distribuir la información es lo que sobran’, culmina.