Temas Especiales

28 de Jun de 2022

Café Estrella

Mucho ruido y pocas nueces

PANAMÁ. Hace poco más de un mes se estrenó El abogado del crimen. Su cartel de promoción presentaba las figuras de cinco de las estrella...

PANAMÁ. Hace poco más de un mes se estrenó El abogado del crimen. Su cartel de promoción presentaba las figuras de cinco de las estrellas mejor pagas y reputadas de Hollywood: Brad Pitt, Cameron Díaz, Penélope Cruz, Javier Bardem y Michael Fassbender. Un elenco bastante tentador, pero la película, dirigida además por Ridley Scott, uno de los directores más respetados de la industria, no cumplió con las expectativas y fue muy criticada por la prensa y el público.

Con Mejor… ni me caso sucede algo similar. Pareciera como si el cartel de promoción volviera a preguntar si acaso se precisa algo más que todas esas figuras para incentivar al público a ver una película. Y la verdad es que uno se entusiasma cuando un filme cuenta con grandes actores, pero también le pesa más cuando no se hace justicia a sus talentos.

En esta ocasión, llama la atención cómo actores de la talla de Robert De Niro son completamente desperdiciados en una comedia liviana y sin desafíos. El guión, y la película en general, no están a la altura de él ni del elenco. Qué habrán pensado Susan Sarandon o Diane Keaton cuando vieron por primera vez el resultado final de la película.