Temas Especiales

25 de Feb de 2021

Café Estrella

Amor de leyenda

Flor del Aire era la hija del Indio Urracá, que se enamoró de un oficial español que arribó durante la colonización de América. Un hombr...

Flor del Aire era la hija del Indio Urracá, que se enamoró de un oficial español que arribó durante la colonización de América. Un hombre de su pueblo estaba perdidamente enamorado de ella, pero, herido por su desprecio, se lanzó desde lo alto de una montaña, mientras ‘Flor del Aire’ era testigo de su muerte.

Al conocer que su amor hacia el hombre blanco representaba una traición a su pueblo, ‘Flor del Aire’ se adentró en el bosque y falleció. Cuenta la leyenda que las colinas la cubren y perpetuan su figura, como recuerdo eterno de aquel amor.

Desde entonces la ‘India Dormida’, uno de los cerros más emblemáticos de El Valle de Antón, se encuentra envuelto en el misticismo popular. El visitante proveniente de la ciudad podrá adentrarse en sus bosques después de una viaje de dos horas en bus desde la ciudad. El pasaje tiene un costo de 4 dólares con veinticinco centavos.

Al llegar al poblado, el visitante podrá apearse del bus en el mercado popular, donde con frecuencia se podrá encontrar a grupos de turistas, tanto nacionales como extranjeros, recorriendo el lugar en busca de mercancías.

Es posible seguir las señales hasta el sitio donde reposa la ‘Piedra pintada’, célebre por los petroglifos que exhibe en su porosa superficie. El ascenso puede tomar de 45 minutos a hora y media. Al principio el sendero está lleno de verdor. Las rocas pueden tornarse resbalosas si cae algún bajareque de los que se dan con frecuencia en esta región.