Temas Especiales

20 de Jan de 2021

Cine

El perdedor querible

Su única opción parecería ser volver a robar de la mano de su amigo Luis (Michael Peña) y sus compañeros

La historia de Ant-Man: El hombre hormiga es la de un perdedor querible. Uno de esos perdedores queribles que Paul Rudd tan bien sabe interpretar y que personificó en Prince Avalanche (2013), Al is bright (2013), Nuestro hermano idiota (2011), Virgen a los 40 (2005) y en prácticamente todas las películas en las que actuó.

Esta vez, ese perdedor querible es Scott Lang, un ladrón bastante hábil pero sin suerte que acaba de salir de prisión después de estar tres años encerrado, que no consigue trabajo, que no tiene permiso legal para ver a su hija y que, por si fuera poco, tiene una ex mujer (Judy Greer) casada con un policía (Bobby Cannavale).

Su única opción parecería ser volver a robar de la mano de su amigo Luis (Michael Peña) y sus compañeros. Pero su suerte cambia. En medio de todas las pálidas aparece el científico Hank Pym (Michael Douglas), su bella hija Hope (Evangeline Lilly) y un traje que le permite encogerse al mismo tiempo que le da una fuerza descomunal. Es su oportunidad de convertirse en superhéroe.