Temas Especiales

26 de Sep de 2020

Cine

'La vieja guardia' o el dilema de vivir para siempre sin querer

Acción, inmortalidad, y un mundo que quiere ver todo arder. La combinación ganadora de la directora Gina Prince-Bythewood hizo de su nueva película una de las mejores en el género de acción dentro del catálogo de Netflix, incluida una reflexión sobre la realidad del ser humano

Luego de la conclusión del multiverso Marvel con Avengers: Endgame, las películas de superhéroes han tomado su lugar en el menú de entretenimiento global, utilizando un poco de comedia, drama o romance a su favor, pero un recurso que parece inagotable e insignia de estas cintas es la pregunta: ¿vale la pena arriesgarlo todo por un pequeño cambio en el mundo?

Liderado por Charlize Theron, el reparto del filme atrae a nuevos nombres con alta calidad actoral, que podrían verse de nuevo en futuras cintas.Cedida

Para la cineasta Gina Prince-Bythewood la respuesta viene en tonos de gris: “peleamos por lo que creemos que es correcto”, como dice uno de sus personajes en la cinta. En La vieja guardia –título que hace honor al grupo que la protagoniza–, encontramos a Andy (o Andromache de Scythia, su nombre 'real', protagonizada por Charlize Theron) quien lleva viva más del tiempo suficiente para entender la carga de la inmortalidad y lidera un grupo de soldados que se regeneran y resucitan cada vez que enfrentan la muerte. Juntos han enfrentado siglos de batallas, han muerto y vuelto a la vida más veces de las que prefieren recordar, y han perdido todo lo que amaron alguna vez.

Cuando una nueva inmortal llamada Nile (Kiki Layne) se une a la armada, Andy, Joe (Marwan Kenzari), Booker (Matthias Schoenaerts), y Nicky (Luca Marinelli) enfrentan el reto de introducirla a su nueva vida y combatir un enemigo conocido, pero en la piel de Copley (Chiwetel Ejiofor) y Merrick (Harry Melling), dos investigadores que buscan una manera de “salvar” el mundo, al mismo tiempo que uno de ellos llena sus bolsillos. Durante dos horas la cinta nos atrapa en el universo de estos héroes, indagando por las respuestas de un nuevo sabotaje y la probabilidad de que puedan llegar a morir finalmente, en cualquier momento.

La vieja guardia no llegó a ser una de las mejores películas en este año en Netflix por encapsular tramas ya conocidas: traición, acción, drama, y una cantidad innecesaria de inmoralidad por parte del villano, sino por el uso de una narrativa estructurada que llega a las profundidades de las emociones y remordimientos de los personajes, con la ayuda de una serie de flashbacks.

La vieja Guardia - Novela Gráfica de Greg RuckaCedida

En el guion, llevado a cabo por Greg Rucka –quien también creó la trilogía de novelas gráficas homónimas en la que se basa la película–, hay muchos cabos que se atan, muchas luchas a punta de pistola y frases interesantes que dan pie a escenas que no tienen nada que envidiarle a otras producciones de este género.

Lo que el filme no cubre en términos de trama inesperada –porque el espectador puede llegar a imaginar cómo acabará todo–, lo cubre con inteligencia e introspección, así como una banda sonora cautivadora para cada escena, desde el sentimiento de asifixia con 'Godspeed', de Frank Ocean hasta cuando llega la hora de enfrentar al villano al son de 'Going Down Fighting', de Phlotilla. Volker Bertelmann y Dustin O'Halloran hacen un trabajo de calidad al combinar una banda sonora original con canciones no necesariamente populares, dando un toque moderno y una personalidad única a la cinta, sin caer en copias de otras obras.

En medio de humo de disparos y suficiente sangre en escena para cubrir las paredes de cada habitación donde luchan, cada nuevo golpe al equipo deja una desazón: sabemos que en cualquier momento una bala puede marcar la diferencia. Y Prince-Bythewood utiliza las luchas contrarreloj para dar una clase maestra en cuanto a las escenas de balística que parecen sacadas de una pequeña guerra civil real: estas son parte de la narrativa, son necesarias y ayudan a mover la trama de manera natural, mostrando las luces grisáceas en la historia que los entrelaza a todos.

'La Vieja Guardia' duró dos años de producción bajo la guía de Prince-Bythewood y Rucka.Cedida

“No tenemos todas las respuestas, pero tenemos propósito”, declara un personaje en los últimos momentos de la cinta, cuando se hace aún más notable la verdadera razón detrás de todo lo que vivió el equipo en siglos de existencia: crear una pequeña diferencia que se cosecha en generaciones y generaciones a futuro, aunque hacer lo correcto venga con un precio.

¿Debemos esperar una secuela? Si bien esta primera entrega nos deja con una duda en mente, gracias a una escena extra (como regalo de Rucka), Prince-Bythewood no descarta la idea de que Netflix dé luz verde a una secuela de La vieja guardia que siga los pasos del equipo liderado por Andy. “Todo fue parte de la novela gráfica, y siempre me encantó porque sentí que habría dejado un agujero si no hubiera terminado de la manera en que lo hizo”, explicó la cineasta al medio IndieWire. “Siempre hay miedo porque no quieres molestar a la audiencia. Sé cómo se siente cuando las cintas se dejan abiertas, pero para mí contamos la historia. Tiene un principio, un medio y un final”, agregó.

'La Vieja Guardia' duró dos años de producción bajo la guía de Prince-Bythewood y Rucka.Cedida

“Existe una posibilidad de más, pero eso depende absolutamente de la audiencia. Greg siempre ha imaginado esto como una trilogía”, aclaró. “Sé a dónde va la historia y es genial. Entonces, si la audiencia quiere más, ciertamente hay mucha más historia que contar”, enfatizó. La cinta estrenada el pasado 10 de julio en la plataforma de streaming contó con un espacio en las listas de películas más vistas en su primer día de lanzamiento, llamando la atención de un gran número de espectadores.

Y aún si La vieja guardia queda como una cinta autoconclusiva por unos años más, podemos destacar su audacia en la pantalla chica, su reflexión sobre lo dañino de la codicia humana y la transformación de una historia mil veces contada, con un toque de inspiración y madurez de la que pueden aprender nuevas producciones.

CALIFICACIÓNLA ESTRELLA:

8.5/10.00 estrellas

“La cinta de Prince-Bythewood es una entrada al género de acción desde una puerta distinta, combinado con 'superhéroes' que no quieren serlo y con una perspectiva realista del futuro caótico de la humanidad si cae en las redes de la ambición. Llena de humor sarcástico, su casi perfección se ve opacada por un intricado juego de cámara y un rompecabezas de movilidad innecesario; aún así, serán las mejores dos horas del día”.