Temas Especiales

06 de Jun de 2020

Cultura

Murakami : Kafka en la orilla

Este libro trata de Kafka Tamura, un quinceañero que huye de la casa de su siniestro padre e inicia un viaje en búsqueda de su madre y d...

Este libro trata de Kafka Tamura, un quinceañero que huye de la casa de su siniestro padre e inicia un viaje en búsqueda de su madre y de su identidad, distrae nuestra atención para sorprendernos en un acto de prestidigitación literaria. Esta original novela propone una transfiguración de lo onírico en una narrativa extraordinaria donde presenta la miseria humana y la fragilidad del hombre de manera deslunbrante.

El primer enigma conduce al lector a rememorar el pasado. La exaltación intelectual se rompe. Kafka odiaba a su progenitor quien era un famoso escultor japonés Toichi Tamura, conocido internacionalmente. Su padre había sido abandonado por su esposa quien lo temía tanto que se había llevado a su hija y le había dejado a su hijo pequeño de cuatro años. Éste había predicho a su hijo que él acabaría como el mito de Edipo, matando a su padre y teniendo relaciones con su madre y hermana. "Los mitos están en el origen de todas las historias.

Cuando escribimos un relato no podemos evitar que esté relacionado con toda clase de mitos, que son una suerte de depósito en el que están todas las historias." Un relato de una leyenda japonesa del Kwaidan, cuenta la historia de una pareja de novios que habían sido prometidos para casarse desde niños. Al cumplir los 15 años la doncella enferma gravemente. Antes de morir llamó a su novio y le prometió desvanecer con la muerte, Aseguró que regresaría y le pidió a su prometido que la esperara. El lo juró. Ella le advirtió que no podía decirle cuando y de que manera aparecería. Su amada falleció y durante 20 años el novio vivió, se casó, viajó, enviudó. En uno de sus viajes llegó a una posada y reconoció en una sirvienta a su novia muerta. Preguntó quién era, ella contestó con la voz de la muerte "soy tu prometida" y cayó desmayada. La pareja se casó y vivió feliz. Pero la mujer no pudo recordar su existencia previa ni la respuesta que le había dado su prometido. Nunca volvieron a mencionar el tema. El narrador es succionado al bajo mundo en la obra de Haruki, encubriendolo en un velo de misterio. El silencio predomina en toda la obra, todo lo nuestro se esfuma.

En sus novelas de Haruki aparece el personaje principal como único hijo y es que Murakami es único hijo. Sostiene el autor: "Yo fui hijo único y me inventé un mundo aparte, lleno de libros, de música y de conversaciones con mis gatos".

Murakami es un hechicero o un mago del lenguaje nos lleva a creer que tiene poderes sobrenaturales, hay mucha fuerza en la imaginación del autor. En todas sus novelas se pasean majestuosamente los gatos. En Kafka en la orilla el amor a los felinos sirve para identificar almas gemelas. "Los adoro -confirma Murakami -. Siempre he estado rodeado de gatos, desde que era pequeño." Acude a un lenguaje musical ,cristalino. "A mí siempre me ha interesado la gente que ha sido arrojada fuera de la sociedad, aquella que ha sido retirada o apartada.

La mayoría de los personajes de Kafka en la orilla, están, en un sentido u otro, fuera de lo establecido como normal. Nakata es uno de ellos, quizá el más claramente marginado, me gusta. Es una novela larga, y un autor tiene que tener al menos un personaje al que ame incondicionalmente." "En la vida de los hombres hay un punto a partir del cual ya no podemos retroceder. Y, en algunos caos existe otro a partir del cual ya no podemos seguir avanzando." Otro elemento constante en su obra, la música, también se adueña del relato, ya que los personajes, como en sus libros anteriores, muestran un interés real y profundos conocimientos, Kafka en la orilla es el título de la melodía y la canción que realizara la señora Saeki cuando era joven de 18 años.

La señora Saeki es un personaje bellísimo que trabaja en la biblioteca tiene mas de cincuenta años y se enamora de Kafka.El amor de una mujer madura con un joven es su único silencio. Por las noches Kafka en su recamara,en un claustro eterno, en las madrugadas observa a una joven de quince años vestida de azul que se asemeja a la señora Saeki y se enamora de ella ,es un espectro. Un día sueña con la señora Saeki y en eses mundo onírico la posee.

Finalmente tiene una relación carnal real, y Kafka se enamora de ella, pero al día siguiente Oshima se lo lleva al bosque a una cabaña para protegerlo de la policía que lo está buscando y de la relación con la señora Saeki quien muere de tristeza. La mejor manera de pensar en la realidad es alejándose lo mas lejos posible de ella.

La prosa es sencilla y poética tiene un aspecto onírico y nocturno siempre presente, una pureza metafórica bellísima.

La solemnidad de la cultura nipona no es ajena a una profunda nostalgia que se revela en esta magistral obra.El arte narrativo de Murakami representa el triunfo de la permanente metamorfosis, la incertidumbre, el arte del tiempo, la ruptura del aislamiento ,la solemnidad del buen gusto a través de la mirada fantasmal de un joven de quince años. Porque al final llegamos a la conclusión de que todos vivimos dentro de un sueño. No revelo el final de esta hermosa y original novela.