Temas Especiales

08 de Apr de 2020

Cultura

¿Le importa el consumo de sodio?

L a sal de mesa es muy utilizada por la población panameña en general, ya sea para “mejorar” el sabor de las comidas o porque a veces se...

L a sal de mesa es muy utilizada por la población panameña en general, ya sea para “mejorar” el sabor de las comidas o porque a veces se cocina “muy bajo en sal”, pero lo que no se hace es pensar en las consecuencias de consumir altas cantidades de sal.

La sal de mesa es también conocida como cloruro de sodio por su fórmula de preparación.

Sin embargo, tenemos que tener mucho cuidado con su consumo ya que tiene sus efectos secundarios, como por ejemplo hipertensión arterial (presión arterial alta), retención de líquidos corporales y problemas renales.

Pero la sal de mesa no es la única fuente de sodio, también se encuentra en los productos enlatados, en los embutidos (jamón, peperonni, salchichas, salami, chorizos entre otros), productos empacados (paquetitos de picar), sodas, jugos, sopas y cremas deshidratadas (sopas chinas, cremas) y condimentos artificiales (salsas de tomate, calditos, cubitos, ketchup, salsa china, salsa inglesa).

Es importante hacer la aclaración de que el cuerpo necesita sodio, para poder tener buen equilibrio hídrico a nivel corporal.

Sin embargo, el consumo habitual de sodio para una persona sana debe ser de 3.5 g de sodio por día y el promedio de la población panameña con el alto consumo de los productos mencionados anteriormente, consume más sodio en su dieta de la que necesita su cuerpo.

Si eres una persona que está siempre a dieta y quieres bajar el peso, recuerda que el sodio te hace retener líquido, y el peso también se ve influido por este factor.

Un plan de alimentación para reducción de peso se debe trabajar con productos bajos en sodio y evitar su consumo constante.

La mejor manera de enfrentar estas situaciones y de cómo tomar control en estos casos comienza por eliminar el salero de la mesa, la sal que llevará la comida será el de la preparación.

De ahora en adelante, comenzará a leer las etiquetas nutricionales de los productos.

Los productos no deben contener más de 150 mg de sodio por porción de servida, actualmente existen en el mercado salsas de tomate y ketchup bajos en sodio que pueden utilizarse para prevenir una hipertensión arterial.

En lugar de utilizar los condimentos artificiales debemos comenzar a condimentar las comidas con especias, culantro, ajo, cebollina, cebolla, pimienta, laurel, albahaca y orégano.

Recuerde que disminuyendo el sodio y la sal se previenen enfermedades como la hipertensión arterial, además de ganar y mejorar su calidad de vida.