10 de Ago de 2022

Cultura

Nuevo tratamiento

La nueva vacuna funciona “preparando” a los glóbulos blancos para combatir a las células cancerosas.

La nueva vacuna funciona “preparando” a los glóbulos blancos para combatir a las células cancerosas.

Se trata de una vacuna “personalizada” que combate el cáncer estimulando el propio sistema inmune del paciente.

Aunque la terapia -llamada Provenge- no es una cura, las pruebas clínicas llevadas a cabo por investigadores del Instituto de Cáncer Dana-Farber, en Boston (EE.UU.), mostraron que el tratamiento puede extender la vida de los pacientes con cáncer avanzado y reducir su riesgo de muerte.

La aprobación de la FDA significa que podrá estar disponible para ciertos pacientes dentro del próximo año.

Tal como dijo el doctor Otis Brawley, Director Médico de la Sociedad Estadounidense de Cáncer, tan sólo en EE.UU. —donde 192.000 hombres son diagnosticados con cáncer de próstata cada año— decenas de miles de pacientes podrán potencialmente beneficiarse con esta nueva terapia.

“Es un avance muy importante no sólo para el cáncer de próstata sino para varios otros tipos de la enfermedad, porque eventualmente la vacuna podrá usarse para melanoma, cáncer de mama, etc.”, afirma el experto.