Temas Especiales

10 de Apr de 2021

Cultura

Documental propicia debate postergado

PANAMÁ. Como una forma de propiciar un debate acerca del impacto que tuvo la presencia de fuerzas militares norteamericanas en el Istmo ...

PANAMÁ. Como una forma de propiciar un debate acerca del impacto que tuvo la presencia de fuerzas militares norteamericanas en el Istmo y sus posterior retirada a finales de la década de los noventas, discusión que para muchos ha sido postergada durante mucho tiempo, el martes pasado se proyectó el documental El último soldado en el Ateneo de la Ciudad del Saber.

‘No vamos a ver un documental histórico, que pase por cada una de las fechas importantes de la historia del país. Tampoco vamos a ver un documental que parezca un libro de texto o que se incline hacia ningún bando político’, apuntó Luis Romero, director de esta obra que recientemente fue transmitido por televisión en 14 países de la región, incluyendo Panamá.

Romero expresó que siempre había albergado el deseo de presentar su obra audiovisual en un lugar que fuera simbólico como lo es el Ateneo de la Ciudad del Saber, ubicado en el antiguo cine de la base militar estadounidense de Clayton, en las riberas del Canal.

‘El cineasta chileno Miguel Littín decía que el ‘cine se hace con cabeza de mago y con manos de albañil’. Yo espero que la magia que intenté poner en este documental les guste’, manifestó el realizador antes de la proyección de El último soldado.

Posteriormente, tuvo lugar un foro en el que se discutieron los temas presentados por Romero a lo largo de los 52 minutos que dura la obra. La antropóloga panameña Ana Elena Porras, una de las personas entrevistadas por el documentalista acerca de la influencia que tuvo la presencia militar estadounidense en el Istmo, destacó que la pieza audiovisual ‘recoge las distintas voces de los panameños, incluso de aquellos que estaban en contra de que Panamá asumiera el pleno control de su territorio’.

Porras considera que el mito de que los ‘panameños no éramos capaces de administrar bien nuestro principal recurso económico’ ha sido superado a lo largo de los más de 10 años que la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) ha venido administrando la vía interoceánica.

‘Si nos desvinculamos de banderas de partidos políticos, debemos tener la generosidad histórica suficiente como para reconocer a los actores de este gran avance para Panamá’, destacó.

Por su parte, el historiador Julio Yau destacó la ‘diversidad cultural y temática de los personajes que participaron en un tema tan complejo como las relaciones entre Panamá y los Estados Unidos’. ‘Hay fuerzas que quieren que olvidemos nuestra historia’, advirtió el docente, al tiempo que subrayó la necesidad de que las autoridades reflexionen acerca de porqué se ha eliminado el curso de relaciones entre Panamá y los Estados Unidos de los programas del Ministerio de Educación.