Temas Especiales

19 de May de 2022

Cultura

‘Cocos’ teatrales Alternativa sobre las tablas

PANAMÁ. De acuerdo con la actriz panameña Maritza Vernaza, el término ‘tenerle un coco a alguien’ significa ‘tener una idea con respecto...

PANAMÁ. De acuerdo con la actriz panameña Maritza Vernaza, el término ‘tenerle un coco a alguien’ significa ‘tener una idea con respecto a algo, son esas tareas o sueños que uno tiene, que están ahí perennemente aunque no se logren’.

A pesar de que reconoce que no se trata de una expresión que sea muy popular entre los miembros de las nuevas generaciones, Vernaza y el resto de los integrantes del colectivo Teatro Lagartija la adoptaron al momento de ponerle nombre a un festival de teatro que actualmente se está llevando a cabo en el Casco Viejo.

Efectivamente, el Primer Festival de Cocos arrancó el pasado 18 de enero en el Estudio Lagartija, espacio teatral situado en el tercer piso de un antiguo caserón que actualmente alberga las instalaciones del Centro Cultural ‘Los del patio’, que abrió recientemente sus puertas en el barrio de San Felipe. Además del teatro ‘de pequeño formato’, con espacio para 30 sillas, el proyecto artístico consta también de una galería, cafetería, tienda de ropa, etc. ‘Hay varios espacios relacionados al arte y a la cultura y uno de ellos es el Estudio Lagartija’, precisó Vernaza.

De acuerdo con la actriz, una de las organizadoras del Primer Festival de Cocos, que actualmente se encuentra en su tercera semana, el Estudio Lagartija es un ‘teatro íntimo’, idóneo para aquellos productores que buscan una alternativa a las salas convencionales. ‘Existen salas en Panamá que si quieres alquilarlas te tienes que comprometer con al menos dos semanas de función. El festival te da la oportunidad de montar tus obras durante una semana’, explicó.

Para Vernaza, el Estudio Lagartija suple una carencia de espacios teatrales ‘que permitan hacer un teatro experimental, que no es necesariamente el teatro comercial o masivo’. ‘Tampoco pretendemos hacer algo gourmet, que sólo vayan las elites. Son propuestas alternativas, que tienen una temática distinta’, indicó.

Eso sí, Vernaza advierte que aquellos directores que gustan de montar obras con títulos como ‘el marido, el otro y yo; la mujer infiel; la sirviente infiel; los directores de vodevil, por lo menos para este festival, si se quedaron por fuera’. ‘Nosotros hacemos un teatro de denuncia social. Es como un respiro dentro de la oferta que hay actualmente, de tantos musicales carísimos’, manifestó Vernaza.

Añade que uno de los objetivos del Estudio Lagartija es buscar la interacción entre los actores y el público, además de propiciar un ‘teatro experimental que rompa con los cánones tradicionales, con los formatos televisivos que se llevan actualmente al teatro, caracterizados por el morbo y la sexualidad, que se han masificado’, indicó.

La noche de hoy, a partir de las 8:00 p.m., se estará presentando, en el marco del Primer Festival de Cocos, la obra ‘A puerta cerrada’, del director y productor estadounidense Ted Gregory. Este montaje se podrá apreciar nuevamente mañana sábado en el mismo horario.

Del 15 al 19 de febrero se estará llevando a cabo la cuarta semana de esta cita teatral, con las obras ‘¿Cómo embalsamar a un unicornio?’ y ‘¿Cuando ya no existan los payasos’, del director Alex Mariscal. Posteriormente, será llevada a escena ‘Hablemos de lo que no hemos visto’, del productor Abdiel Tapia. El festival cerrará la semana del 22 al 26 de febrero con la pieza teatral ‘El juicio final’, del director Gabriel Pérez Matteo.