27 de Oct de 2021

Cultura

La importancia de la luz natural y artificial

La iluminación siempre ocupará un rol protagónico en la decoración. El buen equilibrio entre tipo y cantidad de luz que recibe un espaci...

La iluminación siempre ocupará un rol protagónico en la decoración. El buen equilibrio entre tipo y cantidad de luz que recibe un espacio permite trasformar el modo en que éste se percibe, realzar o atenuar efectos decorativos y hasta intensificar el valor de muebles y objetos. Con una buena planificación, elección de materiales (artefactos y lámparas) y distribución, se puede cambiar el aspecto y la atmósfera de una habitación.

Por el contrario, un mal uso de la iluminación puede echar a perder una buena idea decorativa. La base de toda iluminación es la luz. La naturaleza nos da un foco de luz utilizable que es el sol, pero esta luz no es suficiente, ya que nuestra vida social se desarrolla también durante horas en las que, al ponerse el sol, desaparece la luz natural, siendo necesario valernos de sistemas de luz artificial.

La iluminación artificial será la protagonista a tono con el espacio y los objetos, pero durante el día se debe aprovechar al máximo, y con la mayor cantidad de recursos posibles, las fuentes de luz natural de que dispongamos.

El sistema puntual se utiliza para iluminar una zona concreta. Para que la luz no deslumbre cuando esté trabajando, ocúltela con algún tipo de pantalla, siempre procurando que el foco de luz no proyecte sombras sobre el campo de trabajo.

Tanto este sistema como el anterior pueden sustituirse por puntos lumínicos bastante altos.