18 de Ago de 2022

Cultura

¿Cómo afrontar la realidad?

PANAMÁ. Esta es una noticia bastante fuerte para la mayoría, aunque últimamente se están haciendo grandes esfuerzos por hacer parecer na...

PANAMÁ. Esta es una noticia bastante fuerte para la mayoría, aunque últimamente se están haciendo grandes esfuerzos por hacer parecer natural esta situación, la verdad es que nada puede preparar a los padres para ese momento ni tampoco disminuir su impacto emocional.

No es fácil, pero los especialistas recomiendan ante esta situación, tratar de mantener la calma.

UNA REALIDAD

Muchos padres sienten que se encuentran solos en una situación como esta y esto no es así, de hecho, una de cada 10 personas en el mundo entero, es homosexual; con lo que 1 de cada 4 familias posee un miembro que es gay, lesbiana o bisexual, lo que quiere decir que la homosexualidad es un tema que se puede comentar con muchas personas, bien sean del entorno o también profesionales que tratan este tema. Así lo explicó el psicólogo Raúl Porte.

El psicólogo asegura que los padres, en su gran mayoría saben cuando un hijo es o no homoxesual, pero que muchas veces se hacen los desentendidos, pues esperan que la actitud de su hijo cambie.

MOMENTO DE LA VERDAD

Aunque los padres ya tengan alguna sospecha sobre la sexualidad de su hijo (a), nunca esperan que se lo confirmen. Es por ello, que el psicólogo recomienda a los padres dejar que su hijo (a) termine de hablar antes de hacer cualquier pregunta, pues a él le costó mucho tomar la decisión de confesarse.

‘Es una situación difícil para cualquiera, pero se debe tratar de mantener la calma, respirar profundo y esperar’ manifestó Porte.

Después que él (la) joven termine, los padres pueden empezar, de manera coherente, a hacer todas las preguntas que quieran, pero sin hostigar, ni meterle miedo a su hijo (a), pues si él o ella confió en usted y decidió contarle la verdad, es porque seguramente necesita sentir su apoyo y comprensión.

NO ES UN EXTRAÑO

Todos los padres creen que saben y comprenden a sus hijos desde el día en que nacen por lo que se sienten convencidos de que conocen exactamente ¿qué es lo que están pensando? y ¿cómo se sienten?. Es por eso que cuando su hijo le ha dicho: ‘Papá, soy gay’ estos sienten que no tenían la más mínima idea acerca de la orientación de su hijo (o que la estaban negando), de hecho, es una reacción de choque y desorientación.

‘Los padres tienen un sueño, una imagen de lo que sus hijos llegarán a ser cuando sean más grandes, es decir de lo que pueden llegar a ser. Este es un sueño que proviene del propio pasado del padre, es decir de lo que él hubiera querido para sí mismo mientras crecía y que además, proviene de la cultural que lo rodea. Y a pesar de que una buena parte de la población es homosexual, las sociedades nos preparan para que los padres sueñen con hijos heterosexuales’ comentó el psicólogo Porte.

Lo más importante recalca el psicólogo, es que los padres deben tener claro que su hijo (a), no ha cambiado, sigue siendo el mismo, lo único que debe cambiar es la visión que usted tiene hacia él y recordar siempre apoyarlo y quererlo, eso será de gran ayuda para que el joven se sienta seguro de sí mismo.