Temas Especiales

18 de Jan de 2021

Cultura

No se alejan del quirófano

PANAMÁ. Sonrisa perfecta, cutis terso como la piel de un bebé, abdomen envidiable y unas curvas tan perfectas que nos hacen dudar sobre ...

PANAMÁ. Sonrisa perfecta, cutis terso como la piel de un bebé, abdomen envidiable y unas curvas tan perfectas que nos hacen dudar sobre los cuerpos de las celebridades de Hollywood.

Para los famosos no existe desperfecto físico que no se pueda recuperar en el quirófano, aunque muchas veces no tiene los resultados esperados.

Algunas celebridades que han tenido una mala experiencia tras una cirugía estética no se rinden y vuelven a la sala de operaciones en busca de la perfección.

Este retorno puede convertirse en una adicción difícil de superar y es cuando surgen los rostros y cuerpos mal retocados por el bisturí.

Entre las celebridades que admiten su problema debido a las notables imperfecciones están Donatella Versace, Joan Rivers y Heidi Montag.

Para Donatella una de las imperfecciones más notables es la sonrisa, y es que sus labios, no mienten.

La famosa Joan Rivers se ve tan joven y tiene 78 años. Ella ha visitado el quirófano por lo menos nueve veces.

Y Heidi, que solo tiene 25 años se ha hecho liposucción en su estómago y muslos, aumento de busto, nariz, inyecciones en sus mejillas y labios, orejas, reducción de mandíbula, lipo en el cuello y aumento de su trasero.