Temas Especiales

23 de Jan de 2021

Cultura

Tres mujeres ejercen gran liderazgo en América Latina

Tres presidentas de América Latina destacan por su carisma y liderazgo en 2012: la abogada Cristina Fernández de Argentina, la economis...

Tres presidentas de América Latina destacan por su carisma y liderazgo en 2012: la abogada Cristina Fernández de Argentina, la economista Dilma Rousseff de Brasil y la politóloga Laura Chinchilla de Costa Rica.

Dos de ellas, Fernández (Frente para la Victoria) y Rousseff (Partido de los Trabajadores), comparten sus preferencias políticas por la izquierda, mientras que la tercera, Laura Chinchilla (Partido Liberación Nacional), de Costa Rica, opta por la socialdemocracia (centro).

PRIMERA MUJER REELECTA La abogada Fernández es la primera mujer electa presidenta de Argentina (2007-2011), y también es la primera en ser reelegida (2011-2015).

Ganó la presidencia en primera vuelta, el 28 de octubre de 2007, con el 45,29 por ciento de los votos, uno de los más holgados márgenes de ventaja desde el retorno de la democracia en 1983.

El 10 de diciembre de ese año sustituyó a su esposo Néstor Kirchner, quien había desempeñado el cargo hasta esa fecha.

El 21 de junio de 2011 confirmó su postulación para la reelección.

Cristina Fernández llegó al segundo mandato con el 54,11 por ciento de los votos, en una elección en la que su organización política, la coalición Frente para la Victoria, logró el mayor porcentaje alcanzado en una elección presidencial desde 1983.

Bautizada como la "presidenta coraje" por su esposo Néstor Kirchner, fallecido en 2010, Cristina marcó hitos fundamentales durante su primer mandato, entre los que destacan la Asignación Universal por Hijo (AUH), el matrimonio igualitario, la reestatización de los fondos jubilatorios y Aerolíneas Argentinas, y la ley de Servicios de Comunicación Audiovisual.

Al asumir su segundo mandato, el pasado 10 de diciembre, pidió la colaboración de empresarios y sindicatos para mantener los logros económico-sociales.

Ejemplificó que en 2002 Argentina destinaba el 5 por ciento de su producto interno bruto (PIB) al pago de la deuda y el 2 por ciento a la educación, y que ahora se destina el 6,47 por ciento a la educación y el 2 por ciento al pago de la deuda externa.

Meses después, el 3 de marzo de 2012, en el inicio de sesiones del Congreso, destacó "el crecimiento vigoroso" de Argentina desde el 2003. Dijo que Argentina "luego de China e India, está en el tercer lugar de crecimiento económico en 2011", con el 7,8 por ciento.

AL RELEVO DE LULA DA SILVA La otra mujer sobresaliente, Dilma Rousseff, llegó para sustituir a otro mandatario ejemplar: Luiz Inácio Lula da Silva.

La ex ministra de Energía del gobierno de Lula, ganó la Presidencia el 31 de octubre de 2010, en la segunda ronda electoral, y se convirtió en la primera mujer presidenta de Brasil, imponiéndose al socialdemócrata José Serra.

Dilma formó parte del movimiento de resistencia contra el gobierno militar que siguió al golpe de Estado de 1964, actuando primero en la organización de izquierda Política Operaria y después en el grupo guerrillero Vanguardia Armada Revolucionaria Palmares.

Las autoridades la detuvieron en 1970, y fue condenada por un tribunal militar, por lo que estuvo presa durante tres años, hasta 1973.

Sus compañeros la llamaban la "Juana de Arco de la guerrilla", por su importancia dentro de la organización y por ser uno de sus "cerebros".

En 2006, la Comisión Especial de Reparación de la Oficina de Derechos Humanos del estado de Río de Janeiro aprobó la solicitud de indemnización de Rousseff.

La economista y política participó después en la reestructuración del Partido Trabajador Brasileño, que más tarde pasaría a llamarse Partido Democrático Laborista. Posteriormente se integró al Partido de los Trabajadores.

Al asumir la Presidencia el 1 de enero de 2011, Rousseff rindió una emotiva despedida a Lula, su antecesor, y dijo que "el mayor homenaje (a Lula) es ampliar y avanzar en las conquistas de su gobierno", profundizando las reformas sociales heredadas.

Indicó que Brasil tiene la oportunidad de convertirse en una "nación desarrollada" con "estilo brasileño" y un fuerte componente de sostenibilidad ambiental.

El Centro de Investigación Económica y Empresarial (CEBR, por siglas en inglés), con sede en Londres, anunció el 7 de marzo que "según las cifras dadas a conocer hoy y aplicando los precios actuales y un tipo de cambio medio, Brasil se confirma como la sexta economía (mundial)", por detrás de Estados Unidos, China, Japón, Alemania y Francia.

LUCHA CONTRA LA INSEGURIDAD La tercera mujer destacada, la presidenta Laura Chinchilla, es graduada en Ciencias Políticas por la Universidad de Costa Rica y tiene una maestría en Políticas Públicas por parte de una Universidad de Estados Unidos.

Fue postulada a la Presidencia de la República por el Partido Liberación Nacional (PLN, socialdemócrata), y elegida el 7 de febrero de 2010 para el periodo 2010-2013, que inició el 8 de mayo de 2010.

De acuerdo con su plataforma electoral, su gobierno pone énfasis en la necesidad de aprobar una legislación contra la criminalidad, e implementar proyectos para dar respuesta a la preocupación de los ciudadanos sobre su seguridad personal y de la propiedad.

En lo económico, analistas prevén que la presidenta continuará las políticas de apertura comercial y atracción de inversiones extranjeras que han caracterizado al país desde la década de los 80 del siglo pasado.

En su primer informe de labores enviado a la Asamblea Legislativa, la presidenta mencionó, entre otros logros, el nombramiento de más de 1.000 nuevos policías, intensificación de operaciones de patrullaje y control de carreteras, aumento de operativos en zonas de auge turístico, en comunidades en riesgo, en entornos escolares.

También citó numerosas detenciones y decomisos de drogas, armas y vehículos robados, la adquisición de un terreno de 32 hectáreas y la gestión de 30 millones de dólares de cooperación internacional para dotar de sede permanente a la Escuela Nacional de Policía.

Asimismo, señaló acciones contra el narcotráfico y el crimen organizado, prevención de la delincuencia, y la integración de la primera unidad de 150 efectivos de la policía de fronteras para la defensa de la soberanía.

Su informe se centró en torno a la inseguridad, que genera una amplia preocupación en los costarricenses, por lo que reiteró su compromiso de hacer de Costa Rica "un hogar más seguro para todos", mejorando lo social, la economía, la seguridad y la sostenibilidad ambiental.

En cuanto a la economía, el PIB de Costa Rica registró en 2011 un incremento real de 4,2 por ciento.

Fernández, Rousseff y Chinchilla ejercen con entusiasmo su liderazgo y se han convertido en las tres mujeres más destacadas en el ámbito político económico actual de América Latina.