Temas Especiales

28 de Oct de 2020

Cultura

Comer por la nariz, un riesgo

PAANMÁ. ¿Alguna vez has hecho dieta por la nariz? ¿Suena ilógico verdad? Este tipo de dieta se está haciendo muy popular en Estados Unid...

PAANMÁ. ¿Alguna vez has hecho dieta por la nariz? ¿Suena ilógico verdad? Este tipo de dieta se está haciendo muy popular en Estados Unidos últimamente.

La dieta es conocida como KE (Ketogenic Enteral Nutition) o dieta para las novias. Fue promocionada desde hace unos meses por el médico Oliver di Pietro, que, desde su clínica de Miami, Estados Unidos, defiende que sus pacientes ‘no pasan hambre porque el suministro de alimento es constante’, 800 calorías al día, y pierden ‘cerca del 10 % de su peso en 10 días’.

Esta dieta consiste en introducir los alimentos por un tubo nasogástrico que el paciente debe portar las 24 horas del día durante todo el tratamiento; el alimento consiste en una solución de aminoácidos, vitaminas y minerales.

CRÍTICAS

La creciente popularidad de esta dieta ha desatado preocupación y críticas de los expertos.

‘ Sacrificar la salud, la ética médica y la alegría prenupcial por la pérdida rápida de peso? ¡Simplemente no!’, señaló el director del Centro de Investigación Preventiva de la Universidad de Yale, David Katz, al ser preguntado por este método, que en su opinión viola la ética profesional y supone un peligro para el hígado, los riñones y la estructura ósea del paciente.

‘Básicamente apoya la idea de que cualquier medio es bueno para perder peso. Siendo así, por qué no 10 días prenupciales a base de cocaína? Funcionará tan bien o mejor, y al menos será más divertido que una sonda nasogástrica’, ironiza Katz según publicó el Huffington Post.

Por su parte la nutricionista panameña Karina Marín Castro señala que en Panamá no conoce que haya habido un caso como éste hasta ahora.

Si este método llegara al país, las mujeres que se sometan a esto deben tomar en cuenta los riesgos que esto puede provocarle, aclara Marín Castro.

‘Esos pacientes que se someten a este tipo de dietas pueden padecer de deshidratación, cálculos renales y otras enfermedades, porque las personas no pueden ingerir o comer ningún otro alimento mientras dure el tratamiento’, explicó la nutricionista.

OCHO AÑOS DE EXISTENCIA

‘Este método es nuevo en Estados Unidos, pero lleva ocho años aplicándose en Europa’, asegura al respecto la portavoz de Di Pietro, quien agregó: ‘¡Qué puede haber más seguro que la dieta que se da todos los días a enfermos de todo el mundo para salvarles la vida!’

Di Pietro, con antecedentes de obesidad en su familia y que ha llegado a pesar más de 110 kilos, no ha dudado en realizar su propia dieta en varias ocasiones.

Di Pietro, que dice tener 25 años de experiencia como doctor, asegura someter a sus pacientes a un examen médico y psicológico previo y les pide que durante el tratamiento acudan a la consulta tres veces para supervisar su evolución.

¿Estaría dispuesto(a) a realizar una dieta tan agresiva? ¿Cree que por conseguir perder 10 kilos en 10 días merece la pena? La decisión está en sus manos.