Temas Especiales

18 de Apr de 2021

Cultura

Joven y discriminado

PANAMÁ. Fue hace un mes y medio cuando el Observatorio Panamá Afro reportó el caso de un joven de 15 años, quien fue objeto de discrimin...

PANAMÁ. Fue hace un mes y medio cuando el Observatorio Panamá Afro reportó el caso de un joven de 15 años, quien fue objeto de discriminación.

El muchacho, quien mide 1.77 metros, ha tenido dos situaciones incómodas con la policía. ‘El día que fui detenido vestía un pantalón corto, escuchaba rap y caminaba por mi barrio; otro joven de piel blanca caminaba con un cigarro y a ese no le hicieron nada’, declaró al observatorio.

Según la madre, su hijo no es un chico violento. Ella también rindió declaraciones a esta organización, pero no permitió que su hijo fuese entrevistado por Ego.

Este es uno más de los casos que reporta el observatorio, por el cual sus miembros consideran preocupante que se cometan estos actos hacia los jóvenes porque son más vulnerables al rechazo social.

Expertos en el tema analizan que la discriminación permea fuertemente a este grupo, ocasionando secuelas como baja estima, conductas violentas, depresión y aislamiento social.

CUANDO HAY RECHAZO

Eunice Meneses, secretaria ejecutiva de la Coordinadora Nacional de Organizaciones Negras Panameñas, indicó que el problema de la discriminación racial en la juventud afrodescendiente se origina desde su infancia, en especial cuando asisten a los centros escolares. ‘Allí suele reproducirse la ideología del ‘emblanquecimiento’, donde quienes tienen menos melanina son los ‘elegidos’ para recibir méritos, aunque hayan niños y niñas afrodescendientes que hayan demostrado más capacidad en cualquiera de las áreas del saber’, aseguró.

Meneses argumentó que los niños ‘negros’ sufren esta situación, incluso por algunos educadores. En consecuencia van a tener una juventud —etapa de por sí difícil— muy resentida por el atropello que vive, o con una personalidad muy tímida e introvertida, anotó.

‘La juventud negra llega a su adolescencia con serios problemas psicológicos y de identidad, que aún no han sido estudiados por especialistas. Será bueno que los estudiosos de ese campo puedan analizar las repercusiones de la discriminación y el racismo en la niñez y juventud afrodescendientes, especialmente en los centros escolares’, sustentó Meneses añadió que cuando los jóvenes de etnia negra desarrollan baja expectativa de sí mismos se origina una merma en el potencial humano, económico y social de nuestra sociedad.

Celia Moreno, especialista en ciencias sociales e integrante del observatorio, destacó que los jóvenes que sufren de discriminación racial pueden llegar a integrar una imagen tan negativa de ellos mismos, que los puede conducir a actuar de manera negativa y autodestructiva.

Según Moreno todo eso hace que sus acciones validen esa creencia: baja autoestima, agresividad que enmascara su frustración o dolor, buscar elementos exteriores de valorización como los bienes materiales o la moda, lo que los puede llevar a hurtar, robar, etc., analizó Moreno.

‘Sólo una minoría de rebeldes, según lo que establece la psicología social, saldrán adelante porque se dirán: ‘Voy a demostrarle que ellos no tienen razón’ o ‘yo sé que yo valgo y lo voy a demostrar’, sustentó Moreno.

ENTRE JÓVENES

¿Se dan cuenta los jóvenes que también se autodiscriminan? Según la socióloga Alina Torrero, en algunos casos los y las adolescentes pueden mostrar rebeldía frente a esta sociedad que los discrimina.

‘La mayoría de las veces caen en una amplia gama de modalidades de la resignación (hacer chistes de su color, cabello, fenotipo, chistes de sus familias, quedarse callados frente a insultos, buscar como pasar desapercibidos, hacer gala de lo que la sociedad dice que es ser negro o negra, etc)’.

Meneses aportó que los jóvenes tienen claridad en que son discriminados, pero no saben cómo impedir esto y mucho menos a dónde acudir, puesto que la vida les ha mostrado que escasean actuaciones enérgicas para parar estas violaciones a los derechos humanos, por parte de entidades gubernamentales, como la Defensoría del Pueblo.

Moreno reforzó que, por todas las razones antes mencionadas, se debe procurar que todos los jóvenes se sientan orgullosos de sus orígenes, de ser quienes son, de manera que puedan construir una fuerte identidad y personalidad, que les ayude a transitar de manera positiva y productiva por las vicisitudes de la vida.

Moreno recomendó a los padres a hablar con sus hijos al respecto y que les enseñen lo valioso de sus orígenes, para que se sientan identificados y orgullosos.