Temas Especiales

18 de May de 2022

Cultura

Lapsos momentáneos que afectan la razón

PANAMÁ. Quienes trabajamos en el mundo de la consultoría (en tecnología como es mi caso) escuchamos muchas veces quejas de quienes nos c...

PANAMÁ. Quienes trabajamos en el mundo de la consultoría (en tecnología como es mi caso) escuchamos muchas veces quejas de quienes nos contratan diciendo cosas como ‘vaya al grano’ o ‘menos filosofía y más acción’ y cosas de este tipo.

Como siempre todo es cuestión de perspectiva, pues lo que ellos llaman ‘filosofía’ otros llamamos ‘análisis’ y lo que muchos llaman ‘pérdida de tiempo’ otros llamamos ‘planificación estratégica’.

Ejemplos hay muchos y ocurren todos los días, pero hace poco hemos tenido la oportunidad de vivir algunos procesos en nuestra ciudad, que pueden enseñarnos algunas cosas.

Antes de lanzar un proceso o cambio, es importante hacer un piloto que nos permita saber las implicaciones ocultas de lo que estamos haciendo.

Es importante también crear un esquema de procesos, que nos permita monitorear paso a paso qué cosas funcionan y qué cosas no.

Tener un plan de ‘contra fallas’ que indique claramente qué debe hacerse en caso de problemas y quien debe encargarse de que.

Hacer reuniones de sincronización con todos los miembros del equipo de trabajo, es algo muy valioso. Uno de los problemas más grandes es no lograr que quienes participan en un proceso de implantación o generación de algo nuevo, sepan que esta ocurriendo.

Documentar es clave, tener anotado todo lo que se aprende, nos permite aprender más rápido y evitar errores, además de lograr incrementar la inteligencia colectiva de todos los que participan en el proceso.

No se debe subestimar al usuario final, quien en últimas será el que diga si todo el proceso valió la pena. De no lograr su aceptación todo lo que se haga, por bueno que sea tendrá sentido.

Lo descrito anteriormente aplica a cualquier implantación de sistemas o procesos nuevos, desde un sistema de administración contable, hasta un sistema de transporte masivo.

El cambio genera resistencia y siempre ha sido así, pero si encima no somo capaces de prever y planificar los posibles escenarios, de seguro del afán solo quedará el cansancio.