Temas Especiales

06 de Apr de 2020

Cultura

Supermercados, sin foie gras

La última cadena de supermercados que vendía foie gras en Dinamarca anunció el pasado jueves que ha dejado de hacerlo debido a la presió...

La última cadena de supermercados que vendía foie gras en Dinamarca anunció el pasado jueves que ha dejado de hacerlo debido a la presión de los defensores de los animales que denuncian el trato a ocas y patos.

‘Desde el punto de vista del bienestar animal, no se justifica seguir vendiendo’ foie gras, una delicada y apreciada pasta de hígado de estas aves de corral, dijo a la AFP Martin Brinch Jöhncke, director de operaciones de la cadena Superbest.

‘Éramos los últimos supermercados que vendíamos lo que es un producto legal, pero polémico’, subrayó Jöhncke.

Aunque el foie gras —un producto típicamente francés— desaparece de los anaqueles de las diez o 20 tiendas de SuperBest que vendían este producto, los amantes de esta delicatessen pueden encontrarlo todavía en tiendas gourmet y en algunos restaurantes.

Los defensores de los animales se alegraron de esta nueva batalla ganada al foie gras, que no es muy popular entre los daneses.

En un país que forma parte de los mayores exportadores de carne porcina, un episodio de la serie de culto ‘Borgen’ que hablaba del sufrimiento infligido en los criaderos a los cerdos generó un vivo debate sobre el trato que reciben los animales de cría.

‘Todas las cadenas de supermercado mostraron un frente común contra un producto totalmente contrario a la ética’, afirmó en un comunicado el portavoz de la asociación Anima, Thorbjørn Schiønning.

Esta asociación ha tratado de dar a conocer el método de alimentación y las condiciones en que están encerrados estos animales, y que tilda de crueldad.

La prohibición total del foie gras en Dinamarca era su objetivo último.

Francia produce tres cuartas partes del foie gras que se consume en el mundo.

Los productores arguyen que cebar a estos animales no hace más que reproducir la tendencia de los patos y las ocas a sobrealimentarse para sus ciclos migratorios.

Las condiciones de cría y sobrealimentación que producen este producto estrella de la gastronomía francesa varían en función de si se trata de explotaciones industriales o pequeñas granjas.