Temas Especiales

26 de Feb de 2021

Cultura

Colocan tres cabezas de cerdo en tres centros judíos de Roma

Tres paquetes con otras tantas cabezas de cerdo en su interior fueron enviadas a la Sinagoga de Roma, a una exposición sobre la cultura ...

Tres paquetes con otras tantas cabezas de cerdo en su interior fueron enviadas a la Sinagoga de Roma, a una exposición sobre la cultura judía y a la embajada de Israel, aunque ésta fue interceptada hoy por la Policía antes de que llegara su destino, según fuentes de ese Cuerpo de Seguridad.

La Sinagoga está en el que fuera gueto de Roma, donde 1.024 judíos fueron arrestados y llevados a los campos de exterminio nazi de Europa en 1943.

También la comunidad católica de San Egidio, habitual mediadora en conflictos bélicos, ha sido blanco de los antisemitas ya que albergaba un exposición sobre la milenaria cultura judía.

Además de las cabezas de cerdo, los paquetes contenían también un papel con frases referentes a la economía judía, a las deportaciones y al padre del sionismo, el escritor húngaro, Theodor Herzl.

Los paquetes llegaron en vísperas del Día de Conmemoración de Holocausto, pues fue el 27 de enero de 1945 cuando las tropas soviéticas entraron en el campo de exterminio de Auschwitz-Birkenau, el último que todavía funcionaba.

Los envíos son interpretados por los analistas como una amenaza y una ofensa considerando que para los judíos el cerdo es un animal "impuro" y por tanto, está prohibido comerlo, según la ley judía.

Además, sobre los muros de un barrio del norte de Roma han aparecido hoy una esvástica (símbolo nazi) y escritos antisemitas como "Holocausto, mentira" o uno dirigido a Ana Frank, escrito con un hache de más "Hana Frank, mentirosa".

La Fiscalía de Roma está a la espera de un informe policial que pueda aportar datos sobre lo ocurrido. Una vez conocida la noticia, Italia, un país muy ligado a los judíos, y sus instituciones reaccionaron inmediatamente y con contundencia.

La ministra de Integración, Cecile Kyenge, de origen africano, expresó su solidaridad con el rabino de la capital Riccardo Di Segani, al presidente de la comunidad de Roma Riccardo Pacifici "por la enésima horrible ofensa dirigida a toda la comunidad".

Y solicitó al ministerio competente que agilice todas las gestiones para aclarar quién o quiénes han sido los autores de semejante ultraje "porque no podemos tolerar estos actos, sobre todo, en la semana dedicada a la Shoah" (Holocausto), dijo.

La policía, refieren los medios de comunicación, favorece la tesis de que se trata de la acción de un grupo de extrema derecha y no de un individuo. Tras las declaraciones de Kyenge, el primer ministro de Italia, Enrico Letta, llamó por teléfono al presidente de la comunidad judía de Roma, Riccardo Pacifici, para expresarle a él y a toda la comunidad "solidaridad y cercanía" por las amenazas sufridas.

El alcalde de Roma, Ignazio Marino, comentó a través de su cuenta en Twitter: "Quien ultraja a la comunidad judía ofende a Roma".

Para el sindicato mayoritario de Italia, el Cgil "estas acciones vergonzantes, que se deben aclarar y encontrar lo antes posible a los responsables, asumen un significado todavía más grande porque se han perpetrado en vísperas del Día de la Memoria. La comunidad judía de Italia es la más antigua de Europa occidental y su presencia ya era importante en el año 63 a. C. y prosperó bajo el Imperio roman.