Temas Especiales

15 de Jan de 2021

Cultura

De misterios, ambiente y evolución

El jueves se presentó Arcanos Mayores en la UTP, primera obra del ingeniero financista Eduardo Jaspe Lescure

El pasado jueves por la noche, Eduardo Jaspe, vicepresidente de Finanzas de Grupo Melo presentó en la UTP Arcanos Mayores , su debut literario que le valió el Premio Nacional de Cuento José María Sánchez en 2014.

Los moderadores de la presentación fueron Gonzalo Menéndez González, ganador del Premio Nacional de Cuento José María Sánchez en 2012 y Ariel Barría, escritor, profesor de español y merecedor del Concurso Nacional de Literatura Ricardo Miró en diversas ocasiones.

Para sorpresa de los asistentes, en el concurrido lobby del auditorio de la UTP, el evento no siguió los parametros convencionales para presentaciones de libros.

Menéndez y Barría se aproximaron al escenario a charlar casualmente, como si se acabaran de encontrar por la calle.

Tras platicar unos minutos sobre temas triviales, se dieron cuenta de que ambos estaban leyendo Arcanos Mayores , lo cual se convierte en el tema de conversación.

Menéndez comentó que cuando encuentra ‘libros pequeños de gran calidad' como ese, se acuerda del aclamado escritor mexicano Juan Rulfo. Por su parte, Barría elogió la capacidad del autor de ‘escribir como pintando', con mucho color.

Al poco rato decidieron llamar por teléfono al autor, que se encontraba en el público, para que los acompañara. El celular sonó, Jaspe contestó, accedió a acompañarlos y se aproximó a la tarima.

La presentación se convirtió en una plática algo humorosa entre amigos sobre literatura y el libro aludido.

Menéndez señaló que si alguien le pidiera describir la obra en dos palabras, estas serían ‘misterio e incertidumbre'. Barría agregó que era un premio muy merecido y lo felicitó por comenzar ‘muy bien' su nueva aventura como escritor.

Jaspe concluyó diciendo que se arrepentía de ‘no haberlo hecho antes', puesto que la literatura lo ha ‘vuelto más sensible y atento a lo que esta pasando', un cambio interno que no fue intencional sino que ‘simplemente pasó'.

INICIOS LITERARIOS

Eduardo Jaspe, ingeniero industrial, financista y ahora escritor, cuenta que su interés por la literatura se inició en los años setenta cuando su tía, la poeta Luz Lescure, le tocaba El Principito en versión vinilo. Hoy en día confiesa que aún recuerda de memoria algunos parlamentos.

En la adolescencia lo marcó Cien años de soledad , que leyó con la ayuda de un árbol genealógico que él mismo confeccionó. También La Metamorfosis de Kafka lo influyó, puesto que, en sus palabras, siempre le han gustado las cosas ‘raras'.

Tras graduarse de la UTP, Jaspe se marchó a Costa Rica, donde conoció los cuentos de Cortázar a través de las clases electivas que ofrecía su programa en la INCAE Business School.

‘En ese entonces ya quería escribir algo así', comenta.

Al culminar sus estudios y regresar a Panamá, el nuevo MBA se buscó las bases del Concurso Nacional de Literatura Ricardo Miró, leyó algunos libros de cuentos que lo habían ganado y se aventuró a participar. Sin embargo, el Jaspe de 26 años no tuvo mucha suerte y se alejó de las letras por un tiempo.

UNA RESOLUCIÓN

Para cumplir con una resolución de año nuevo que ya había pospuesto por varios años, Jaspe se matriculó en el Diplomado en Creación Literaria de la UTP en 2014.

Esas diez semanas fueron de formación rigurosa, puesto que era necesario leer y escribir todos los días, y se recibían críticas diarias por parte de los profesores y los demás compañeros.

‘Era intenso... pero lo que yo quería era escribir y me ayudo mucho con eso'.

UN LIBRO GANADOR

Tras un intento fallido en el Premio Diplomado de 2014, Jaspe decidió conversar con los jurados para recibir retroalimentación.

Uno de ellos le hizo una observación ‘muy valiosa', sobre la necesidad de que un libro de cuentos esté redondeado.

‘Al principio yo decía ‘eso qué es'? Pero si lees, por ejemplo, Doce cuentos peregrinos , ves que todos son sobre latinoamericanos en Europa', expresa. ‘Es una temática en común'.

A esto agrega que se enteró de la fecha de cierre del Premio Nacional de Cuento José María Sánchez dos días antes. En 48 horas compiló los cuentos que quería incluir y creó un principio y un final para redondear el libro.

‘En esos días me había ido de viaje a Berlín y un día, regresando al hotel a medianoche, de repente vi que se me acercaba una luz', relata. ‘Cuando vi era una mujer chiquitita. Parecía una enana en una silla de ruedas de motor y con una lucecita. Por la separación entre las aceras, a medida que se aproximaba hacía ‘tuc tuc, tuc tuc'.

Con esa imagen que lo impresionó creó a La Poderosa, una mujer que le entrega el libro de los Arcanos Mayores a un personaje al inicio del libro, explicándole que ‘Al final, más será revelado...'

Dentro del libro se encuentran cinco arcanos que son los cinco cuentos: El Ruido, El Rito, El Ser, La Vocación y El Escarlata, culminando con los Arcanos Mayores.

LA EVOLUCIÓN JASPIANA

Jaspe siente que ha evolucionado como escritor desde que escribió esos cuentos y que sus textos recientes son ‘más densos'. A pesar de eso, aún busca su estilo.

Su segundo libro, titulado Malos Agüeros , el cual presentará en la XI Feria Internacional del Libro en Panamá es prueba de esta evolución.

En Arcanos Mayores se enfoca más en el misterio, mientras que en su nueva obra escribió sobre tres temas, a los que llamó ‘ tormentas, arcanos y malos agüeros'.

‘ El ambiente juega un papel importante en la primera sección', señala. ‘Las tormentas influyen en los personajes y son parte de las acciones'.

Esto no es algo nuevo, pues Jaspe siempre ha considerado que el ambiente es lo que más lo caracteriza como escritor.

‘La segunda sección me conecta con mi primer libro, por eso se llama arcanos. Vuelven a aparecer cosas raras, juego con lo fantástico', cuenta, antes de revelar, ‘el absurdo sigue apareciendo en mis cuentos. Creo que es parte de mí'.

En cuanto a la técnica, considera que hay un cambio importante entre sus dos libros.

‘En mi primer libro... casi todos los cuentos son en primera persona. En el segundo descubrí un narrador omnisciente fuerte que produce un efecto en el que en vez de leer parece que se está viendo, oliendo, oyendo y sintiendo. Me gustó', concluye.

==========

Eduardo JASPE LESCURE

‘ El absurdo sigue apareciendo en mis cuentos. Creo que es parte de mi'

INGENIERO, FINANCISTA Y ESCRITOR