La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Cultura

Alex Mariscal debuta como novelista con el tema del maltrato a la mujer

La presentación del libro estará a cargo de la doctora Ela Urriola, Premio Nacional de Literatura Ricardo Miró 2014 en sección poesía

La obra' se presentará en la Universidad de Panamá.

Itxela ha vivido reprimida y encerrada toda su vida, el producto de un amorío fugaz durante la adolescencia de su madre. A pesar de provenir de una familia pudiente de la ciudad, la niña es criada en un pueblo del interior, casi a escondidas.

‘Un día, cuando Itxela ya es adolescente, se sale de la casa y conoce a alguien del pueblo. Producto de esa relación queda embarazada también', relata el dramaturgo Alex Mariscal acerca de su novela debut, la cual presentará el próximo lunes, 28 de marzo a las 7:00 p.m. en el auditorio de la facultad de psicología de la Universidad de Panamá (Campus Harmodio Arias Madrid en Curundu).

A diferencia de su madre en su momento, a Itxela la obligan a realizarse un aborto. Producto del maltrato que ha caracterizado a su crianza, la pérdida de su hijo, así como nuevas situaciones que emergen, la joven protagonista queda trastornada. A través de su interacción con un médico psiquiatra, Itxela es capaz de revelar poco a poco las memorias de lo que ha sido su vida.

La presentación del libro estará a cargo de la doctora Ela Urriola, Premio Nacional de Literatura Ricardo Miró 2014 en sección poesía.

UN DRAMATURGO EXPLORA LA NOVELA

Memoria en azul esmerilado es la primera experiencia de Mariscal con novela. El ganador del Concurso Nacional de Literatura Ricardo Miró 2015 en sección teatro, es mejor conocido justamente en ese género, pero comenta que sus pininos en la narrativa larga datan del 2001, cuando desempolvó y empezó a trabajar unos apuntes viejos que culminarían en un primer borrador de novela. El año pasado volvió a retomar ese trabajo inconcluso y lo finalizó, posteriormente presentándoselo al consejo editorial de la Universidad a Panamá, donde se imprimió.

El dramaturgo revela que aún considera el género teatral más difícil de desarrollar, pues requiere que los personajes se enfrenten para que el público vea la historia. Sin embargo, el escribir una novela tampoco le fue fácil, por su extensión y la estructura que requiere la narrativa. ‘Me costó varios meses poder armar la estructura', revela.

En cuanto a su decisión de desarrollar un personaje femenino —algo menos común entre autores hombres— confiesa que tiene cinco hermanas y dos hijas, además de que ha leído extensamente a escritoras mujeres. Asimismo, agrega que tiene futuros proyectos dentro del género y que ya ha empezado a hacer apuntes para una novela más larga. El personaje principal en este caso será un hombre con una historia convulsa.