La Estrella de Panamá
Panamá,25º

14 de Nov de 2019

Cultura

Supérate, un reto de país

¡Supérate! Fundación JUPA es un programa de excelencia académica que se inició en 2013

Supérate, un reto de país

Las diferencias entre El Salvador, país donde se origina el programa, y Panamá, han sido parte del desafío de la puesta en marcha del Centro Supérate de formación para jóvenes.

‘Encontrar y hacer los ajustes necesarios para brindar el apoyo a los estudiantes según las necesidades que tienen en un momento determinado fue uno de los retos más grande al iniciar el Centro', afirmó Ana Triculescu, su directora.

¡Supérate! Fundación JUPA es un programa de excelencia académica que se inició en 2013 y es complementario a la educación pública formal para jóvenes provenientes de hogares de escasos recursos. ‘Empezamos con 52 y a finales del año pasado se graduaron 47 estudiantes, el resto desertó', explicó Triculescu.

Aún así, el Centro realiza un minucioso proceso de selección, convirtiéndose en su fortaleza, para lograr que jóvenes de 14 años de edad decidan permanecer durante tres años asistiendo fielmente a clases. Las lecciones duran tres horas diarias, cinco días a la semana, antes o después del horario ordinario escolar, lo que representa la renuncia a gran parte de las actividades lúdicas propias de esa edad.

El proceso de selección arranca en agosto. Se hace en base al primer trimestre de noveno grado y las notas son el primer filtro, deben tener promedio mínimo de 4.0, además de una buena actitud hacia el estudio y el respaldo de sus acudientes.

Es un programa de excelencia académica y se mantiene como tal hasta el final, es decir los estudiantes deben mantener el promedio durante los tres años que dura el programa o pueden perder la beca. ‘Este año tuvimos el primer caso de expulsión del programa por falta académica, porque necesitamos mantener el estándar de excelencia', precisó Triculescu. Quienes ganan la beca reciben clases de informática, inglés y valores, y firman una carta de compromiso junto al acudiente, que, aunque no tiene valor legal, es un compromiso personal.

Supérate no es una beca de apoyo económico si no de excelencia académica. Es decir, el buen desempeño académico será determinante y la retribución económico es un reconocimiento al esfuerzo. ‘Con los programas de apoyo o ayuda, en general, se quiere llegar al que está en problemas, al que no tiene, al que se está quedando en la escuela y nos olvidamos del que rinde del que sí se esfuerza. Porque rinden quedan fuera de la lupa', apuntó Triculescu, razón por la que a la hora de seleccionar a los jóvenes, insiste, los aspectos más importantes son las buenas calificaciones y los deseos de superación.

Hoy, el programa, que se inauguró formalmente el 4 de abril del 2013, cuenta con 136 participantes de ambos turnos. Los jóvenes que culminan el programan reciben certificaciones internacionales. Actualmente, hay estudiantes del Instituto Fermín Naudeau, Instituto América, Escuela Artes y Oficios y el Instituto Comercial Panamá y se aceptó a uno del Instituto Comercial Bolívar.