Temas Especiales

16 de May de 2022

Cultura

‘La tecnología no es el alma de una banda'

El vocalista del cuarteto De la tierra cuenta cómo el metal se grababa en cinta y sin arreglos

Para Andrés Giménez, vocalista del cuarteto De La Tierra, ‘muchas bandas utilizan la tecnología como una herramienta de salvación'.

‘Yo vengo de una escuela de músicos que grabábamos siempre en cinta abierta. Entonces, la toma tenía que ser verdadera, real y sonar bien. Si salía mal, no había nada que te lo arreglara', recuerda el cantante.

Esta esencia orgánica es lo que mejor describe a II , el segundo disco que acaba de lanzar el cuarteto que Giménez (Animal) integra junto a Andreas Kisser (Sepultura) en la guitarra, Alex González (Maná) en la batería y Harold Hopkins (Puya) en el bajo.

El vocalista describe la experiencia de grabación de este álbum como muy positiva porque fue de una forma diferente: en lugar de grabarlos por separado, el producto grabó a todos los músicos tocando a la vez.

Por eso, continúa Giménez, el disco grabado por Ross Robinson se siente ‘mucho más orgánico' y el oyente puede percibir la buena vibra de los cuatro metaleros entregando lo mejor de sí en la toma.

Dicho sea de paso, esta forma de grabar es muy "a la vieja escuela". Y el sencillo que promocionan actualmente se llama ‘Señales'.

‘De La Tierra tiene un sonido muy particular de esos años noventas que se ha perdido un poco. En ese momento, la raíz de una banda de metal no tenía tanta tecnología', sostiene Giménez.

El cantante menciona que a los integrantes de De La Tierra les gusta disfrutar de los arreglos a computadora en la grabación de canciones únicamente como un elemento decorativo.

‘No estoy en contra de la tecnología, sino sería imposible componer a distancia como lo hacemos en De La Tierra', advierte Giménez, quien al igual que sus compañeros posee un estudio en casa, donde desarrolla sus ideas para las canciones de la agrupación.

‘II'

El vocalista del grupo de metal menciona que existe una dinámica de composición musical que posee De La Tierra.

Cada integrante compone entre ocho y diez canciones. Los temas se envían a todos y se van armando.

Todos aportan con sus ideas, aunque queda claro que siendo una banda de metal los más experimentados en este género son Kisser y Giménez, de las agrupaciones Sepultura y Animal respectivamente.

‘Escribimos canciones sobre lo que los cuatro vivimos en nuestras carreras, tanto a nivel personal y familiar como grupal. Tratamos de que los temas tengan mensajes positivos', detalla el músico argentino.

Con frecuencia, el género metal suele catalogarse como una expresión agresiva de la música, la más rebelde y por ratos violenta, pero este no es el caso de la agrupación De La Tierra.

En particular, el disco II habla sobre resistencia, sobre no dejarse vencer en la lucha que significa la vida.

‘Nuestra forma de escribir no es agresiva, la agresión está fuera de nuestro grupo. De La Tierra es una banda de música que ama la música, el respeto, la igualdad y la pasión por la música metal', esclarece Giménez.

‘UN GRUPO DE AMIGOS'

El cantante apunta que los cuatro se sienten muy privilegiados de que De La Tierra les haya dado la oportunidad de juntarse y vivir esa experiencia maravillosa.

‘Para nosotros De La Tierra no es un hobby o nuestra segunda banda, es nuestra banda también. Le ponemos el mismo ímpetu y las mismas ganas', explica el vocalista.

Los cuatro se conocen desde hace mucho, más allá de los diferentes estilos de música que hacen, llevan compartiendo tras bastidores desde hace un buen par de años y decidieron construir un proyecto musical juntos.

El primer disco que sacó la agrupación vio la luz lleva el mismo nombre de la banda e incluye 12 canciones.

‘Esto no es un supergrupo ni nada de eso. Somos un grupo de amigos que nos juntamos para hacer música y para pelearla y la estamos peleando desde abajo', enfatiza Giménez.

La única diferencia, continúa el vocalista de De La Tierra, es que sus integrantes poseen un nombre porque vienen tocando hace 20 años.

‘Tener un nombre no te asegura absolutamente nada. Las cosas hay que hacerlas bien y entregar el alma cada vez que uno se sube a un escenario a tocar o a grabar. Las superbandas en Latinoamérica no existen, eso dejémoslo para los gringos', concluye el músico argentino.

LOS INTEGRANTES

De La Tierra son cuatro músicos de otros grupos:

Andrés Giménez, quien también canta en el grupo de metal Animal.

Alex González, baterista de Maná.

Andreas Kisser, guitarrista del grupo de metal Sepultura.

Harold Hopkins, bajista de la agrupación Puya.