La Estrella de Panamá
Panamá,25º

16 de Oct de 2019

Cultura

‘Me considero un aprendiz'

El pintor guna, Oswaldo De León Kantule siente la gran responsabilidad de representar a nivel internacional a su comunidad. Se considera un buscador

Sentado en la casa de María Angélica Arribau, quien por muchos años ha tratado con artistas panameños, conozco al reconocido Oswaldo De León Kantule ‘Achu', nacido en Ustupu en 1964, quien es un artista entre mundos, donde lo geométricamente circular, el movimiento, se despliega en sus espacios abiertos y marítimos. Obtuvo una licenciatura en Artes Plásticas y Visuales en la Universidad de Panamá y ha realizado múltiples exposiciones en varios países de América y de Europa. Participó en la X Bienal Centroamericana del 2016, donde presentó Centro América sumergida, y ha sido becado por el Instituto Smithsonian en el 2004. En el 2010 obtuvo el Premio único de la II Bienal de Artes Indígenas y Milenarias de Quito. Su obra, propia de un artista con una propuesta de largo aliento, fue presentada en el 2018 en Santa Marta, Colombia, con el sugerente título Viajes.

¿QUÉ SIGNIFICA SER UN ARTISTA GUNA PARA TI?

En primer lugar, solo me considero un pintor. Artista es una palabra muy grande para mí. Como creador Guna siento una gran responsabilidad sobre mi espalda. Prácticamente represento a nivel internacional a mi comunidad en forma tácita y es una responsabilidad con las nuevas generaciones de artistas Gunas. Considero que, por la invasión europea, muchas cosas nos fueron impuestas, por ejemplo, fue cambiado el arte y nuestra visión, estancadas nuestras creaciones artísticas y prácticamente perdimos la evolución de nuestro arte. Ser artista Guna significa para mí ser un buscador.

VIVES DESDE HACE AÑOS EN CANADÁ. ¿DE QUÉ MANERA ESTA RESIDENCIA HA ENRIQUECIDO TU TRABAJO?

Yo soy como un árbol que crece en una tierra árida, que para nutrirme tengo que hundir más mis raíces en la tierra. El hecho de vivir en un lugar diferente y lejano de mi pueblo, me ha hecho valorar mucho más a mi tierra y su cultura. Cada día tengo más interés en aprender y preguntar a los ancianos, nuestra historia y los conocimientos. Muchas veces veo a jóvenes que viven en sus comunidades y no tienen ningún interés de aprender y corremos el riesgo de perder esta riqueza cultural preservada celosamente de generación en generación. Vivir afuera también ha enriquecido mi visión como artista, ya que estás inmerso en una sociedad multicultural con una variedad de criterios culturales, creencias, visiones y eso me ha ayudado a tener una visión más universal y más abierta y una actitud más flexible como ser humano.

LOS GUNAS VIVEN ENTRE LAS ISLAS, EL CONTINENTE Y EL MAR ¿QUÉ TE ATRAE MÁS DE ESTA COMPLEJA RELACIÓN?

He leído en un texto que, dependiendo de la geografía que vive un artista, se influye en su visión, por ejemplo, si vives en el Ártico uno está mirando la lejanía del horizonte, espacios lejanos, porque no se ve nada excepto el hielo, entonces, el artista crea objetos estilizados y las líneas son casi rectas. Mientras vives en la selva, tu vista es corta y choca contra los árboles, entonces, los artistas crean otro tipo de arte que es menos estilizado. Entonces, los Gunas vivimos dos realidades geográficas y puedo comprender mucho más el arte de la mola, con que se inspira y está influido mi trabajo directamente.

EXPLÍCANOS ALGO QUE PARECE CONTRADICTORIO. SI LAS MUJERES SON TAN IMPORTANTES EN LA CULTURA GUNA, ¿PORQUÉ LOS SAILAS SON SOLO HOMBRES?

Es una pregunta un poco difícil para un hombre. Pienso que debería ser preguntado y respondido directamente por las mismas mujeres, sin embargo, no existe ley que impida la participación de las mujeres en la toma de decisiones y ser lideres de su comunidad. Históricamente el pueblo Guna ha tenido lideres mujeres importantes, como Narasgunyai, quien se enfrentó a los conquistadores españoles.

COMO PINTOR Y CURADOR QUE ERES, ¿QUÉ CREES QUE PODRÍA DARNOS TODAVÍA EL ARTE, TU ARTE, EN EL SIGLO XXI?

Pienso que el arte siempre ha sido parte de la humanidad y está ligado a la vida del ser humano no importa a que cultura pertenezcamos. Creo que el arte aún no ha dado a la humanidad lo que nos podía ofrecer y el pueblo Guna ha comprendido un poco eso, a pesar de que no somos una sociedad perfecta, ya que es un pueblo gobernado por artistas y todo se hace con arte. El Saila enseña con poesía, nos curan con cantos, nuestras madres nos duermen con cantos y hacen el arte de la mola. Nos despiden de esta tierra con cantos. Con respecto a mi arte pienso que aún me considero un aprendiz y siempre mi arte tendrá para ofrecer y nunca terminará mi labor de enseñar a través del arte.