Temas Especiales

26 de Jan de 2021

Cultura

‘No negocio con el corazón'

Omar Alfanno, compositor y ganador del Grammy Latino, desnuda la gratitud de una carrera que le ha dado la dicha de representar internacionalmente a Panamá, marcando una huella en la industria musical de habla hispana

‘No negocio con el corazón'
El 14 de enero de 2015, Omar Alfanno fue nombrado Embajador Cultural de Panamá por la Cancillería de la República.

Él le escribe al amor. Inspirado en su propia historia, sabe que con puño y letra es posible tocar corazones. Omar Alfanno, orgulloso hijo de Santiago de Veraguas (4 de enero de 1957), es un claro ejemplo de que la pasión y el empuje rompen barreras. Con más de 20 años comunicando a través de la música, el productor, compositor y Embajador Cultural de Panamá no dudó en mostrar su franqueza e intimidad a nuestros lectores, durante un encuentro en el que se dejó ver natural, cálido y con humor chispeante. Con la fibra de sus composiciones, el también miembro del Salón de la Fama de los Compositores Latinos, que ha posicionado su carrera y la de artistas como Gilberto Santa Rosa, Marc Anthony, Rubén Blades, Willie Colón, Celia Cruz, Oscar D'León, Olga Tañón y Son By Four, es creador de la Fundación Omar Alfanno, una iniciativa desde la cual pretende impactar a las futuras generaciones promoviendo el talento musical.

¿QUÉ LE REGALÓ LA MÚSICA AL NIÑO SOÑADOR DE SANTIAGO DE VERAGUAS?

Me regaló un sinnúmero de saquitos de sueños hechos realidad; siempre que me subo a un avión y miro el horizonte, siento nostalgia al ver que mi música llegó a lugares impensados y a los corazones de la gente. Las canciones han traspasado fronteras y han llegado a enamorar y unir a la gente; hay personas que han sido enterradas con un disco mío en el pecho. Han sido un sinnúmero de saquitos llenos de sueños.

¿IMAGINÓ ALGUNA VEZ LA POSIBILIDAD DE SER EL ROSTRO DE PANAMÁ ANTE EL MUNDO?

‘HA VALIDO LA PENA CAMINAR; LO QUE MÁS ME GUSTA ES QUE PUEDO DARLE A LA GENTE UN CARIÑO QUE ELLOS ME DEVUELVEN, ESO ME ENCANTA; VIVO EN UNA TIERRA EN LA QUE ME QUIEREN MUCHO, ES UN AFECTO RECÍPROCO Y ESO ME COMPLETA'.

Si realmente soy el rostro de Panamá, lo agradezco. Ha valido la pena caminar; lo que más me gusta es que puedo darle a la gente un cariño que ellos me devuelven, eso es lo que me encanta; vivo en una tierra en la que me quieren mucho, es un afecto recíproco y eso me completa.

HA RECIBIDO IMPORTANTES GALARDONES DURANTE SU CARRERA, ¿CUÁL ES SU ANCLA Y QUÉ LE MANTIENE ABRAZADO A LA HUMILDAD?

Vengo de una familia humilde en la que, cuando comienzas a creerte lo que no eres, te llama tu padre, tu madre o hermanos para ponerte en tu lugar. Al inicio de mi carrera, una vez me creí lo que no era y me fue muy mal. Siempre es la canción la que lleva el primer halago y después quien la hizo. En cada premio que gano está la bandera de Panamá y eso es gratificante; los niños de la fundación se benefician del nombre que se ha hecho Omar Alfanno a través de sus canciones y eso es muy importante para mí.

¿CUÁL ES EL CONTRASTE ENTRE EL OMAR ALFANNO DE 1987, QUE GRABÓ SU PRIMER DISCO, Y EL DE LA ACTUALIDAD?

‘LA MÚSICA ME REGALÓ UN SINNÚMERO DE SAQUITOS DE SUEÑOS HECHOS REALIDAD; SIEMPRE QUE ME SUBO A UN AVIÓN Y MIRO EL HORIZONTE, SIENTO NOSTALGIA AL VER QUE MI MÚSICA LLEGÓ A LUGARES IMPENSADOS Y A LOS CORAZONES DE LA GENTE'.

Son dos épocas distintas, ambas de aprendizajes. En aquel entonces tuve la caradura de hacer un disco de salsa, llamado ‘Cosas de Barrio, Callejón y Esquina' cuando deseaba seguir los pasos del maestro Rubén Blades; sin embargo, la vida me puso frente a él y me aconsejó seguir mi propio camino y dejar mi huella; fue en ese entonces que decidí, aunque quería ser cantautor, componer canciones para otros. Ahora estoy más pleno porque tengo esposa, hijos y un perrito llamado ‘Poroto', un país que me ama, canciones y una experiencia como compositor que no se compra en la farmacia; hoy me siento pleno.

¿DÓNDE NACE LA SENSIBILIDAD DE SUS LETRAS?

Yo no negocio con el corazón; si me trataste mal, lo llevaré a una canción; si me fue bien, también lo haré. En este negocio aprendes que tu canción tome una connotación interesante para que le guste a la gente, pero implícitamente lleva plasmado el sentimiento más importante de un autor, que es la musa, y la musa de Omar Alfanno son ustedes, las mujeres.

¿CREE QUE MÁS CANTAUTORES DEBERÍAN HABLARLE AL AMOR COMO LO HACE OMAR ALFANNO?

Cómplices Unplugged

MÚSICA ENTRE AMIGOS

El próximo 9 de abril, Omar Alfanno, Luis Enrique y Amaury Gutiérrez se reunirán en Panamá para presentar ‘Cómplices Unplugged', un performance con el que compartirán su talento dando vida a los temas más destacados de su repertorio. Luis Enrique ha destacado como un reconocido intérprete, músico, compositor y productor en los géneros de salsa, pop y jazz. Amaury Gutiérrez es un cantautor y compositor conocido por su genero ‘pop cubano'. Para Alfanno, el evento ‘será mágico porque existe una gran ‘complicidad' entre todos y esa camaradería y amor por la música aflorarán frente al público en el espectáculo. El show tendrá lugar en el Salón Las Totumas, del Centro de Convenciones Atlapa, a partir de las 7:00 de la noche y con él, recaudarán fondos para la Fundación Omar Alfanno.

Aunque los tiempos cambian, creo que definitivamente sí. Siento que a la mujer hay que tratarla como a una flor. Sin embargo, estoy componiendo para el género urbano, acabamos de hacer una canción con Alejandro Sanz, Paty Cantú y Andrés Saavedra, llamada ‘Cuenta Pendiente'; en ella hay una muestra de que es posible expresar las cosas sin ser tan directos. Hay exponentes del género que me encantan, pero yo tengo mis limitaciones como autor y allí entran ellos como nuevos compositores, y los admiro muchísimo.

¿CUÁL ES SU VALORACIÓN CULTURAL DE PANAMÁ EN LA ACTUALIDAD?

En Panamá falta culturalmente todo. Si algo hay que hacer es apostarle a los talentos panameños, como una vez lo hicieron Puerto Rico, Colombia y Argentina; por eso es que tienen tanta madera que explotar, aunque nosotros la tenemos, no contamos con el presupuesto necesario. A veces somos criticados por habernos ido al extranjero, pero de no haberlo hecho, no habría pasado nada, y lo que aprendimos fuera, queremos traerlo a la fundación. Hace falta culturalmente de todo en pintura, artes escénicas, cinematografía. El día en que Panamá apueste por un presupuesto robusto para la cultura y el arte, seremos la mayor potencia latinoamericana en el área.

¿CÓMO OCURRE SU PROCESO CREATIVO?

Sucede cuando Dios me agarra en cualquier lugar y surge una melodía. Lo importante es que ahora tengo celular y no necesito libreta. Hace más de cinco años no compongo una canción con pluma, solo lo hago en mi celular o en la laptop. No puedo andar siempre con una libreta y un maletín porque me parecería al ‘Doctor Chapatín'. Allí escribo y grabo las canciones, les hago arreglos, dispongo de la tecnología para sacarle el mayor provecho.

‘A PURO DOLOR', ¿CÓMO CAMBIÓ SU VIDA?

Fue una canción que Dios me regaló. La hice en cinco minutos porque le debía un tema a Ángel López. Fue la canción con la que el Señor me habló al oído diciéndome que marcaría un antes y un después en mi vida. Hoy día es considerada una de las más escuchadas de todos los tiempos sin redes sociales, a puro pulmón. Dio un giro en mi carrera como un día también lo hizo ‘El Gran Varón', interpretada por Willie Colón. Han sido canciones que han marcado una antes y un después.

LA CARRERA MUSICAL ESTÁ LLENA DE ALTIBAJOS Y VAIVENES. ¿CÓMO LOGRABA RECUPERAR LA FE LUEGO DE LAS CAÍDAS?

Por Carmen Alfanno. Sin ella, Omar Alfanno es una bala al aire. Ella es la tierra, el aire, el fuego, el amor de mi vida. Si Carmen mañana me dice que se va, yo me voy tras ella. Los que me conocen saben que cuando ella llegó a mi vida, la cambió. Le compuse una gran canción, ‘Amores como el nuestro'.

¿QUÉ REPRESENTA PARA USTED SABER QUE SU TRABAJO HA SIDO MOTOR EN LA CARRERA DE TANTOS ARTISTAS?

¡Se siente muy bien! Es gratificante que los artistas llenen plazas y mencionen que sus canciones son de mi autoría. Por otra parte, hay casi seis billones de personas que conocen mis canciones sin saber que son mías. Yo hago la carta de los demás, el que habla del amor soy yo.