La Estrella de Panamá
Panamá,25º

23 de Sep de 2019

Cultura

Panamá celebra el Orgullo LGBTI pendiente de un fallo sobre el matrimonio gay

Actualmente, el matrimonio homosexual es legal en una veintena de países, entre los que se encuentran seis latinoamericanos: Argentina, Brasil, Colombia, México, Uruguay y Ecuador, que lo aprobó este mes.

Las calles del casco antiguo de la capital panameña se llenaron este sábado de música y banderas arcoiris para defender la diversidad sexual y los manifestantes le pidieron al Supremo panameño que se pronuncie ya a favor del matrimonio entre personas del mismo sexo luego de llevar más de dos años decidiendo.


"Yo soy libre y hago con mi vida lo que quiero, no entiendo por qué le cuesta tanto a alguna gente entenderlo", denunció a EFE la panameña Tatiana Guerrero, que acudió a la marcha junto a su novia, que cantaba junto al resto de manifestantes el mítico tema "I will survive", de Gloria Gaynor.

La marcha, que por segundo año consecutivo se celebra en el turístico y colonial casco antiguo, comenzó tras una intensa tormenta y terminó en un mirador frente al mar, donde se instaló una gran tarima para conciertos.

"Ojalá que la juventud LGBTI (lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales) no tenga que pasar por lo que hemos pasado nosotros. Panamá ha avanzado mucho, pero sigue siendo muy retrógrada y hay muchos sectores conservadores y religiosos que todavía ejercen mucha influencia", expresó por su parte Jorge Jiménez, de la Organización Convive.

Estos sectores, agregó Jiménez, son los que presuntamente estarían "presionando" al Supremo panameño para fallar en contra de varios recursos de inconstitucionalidad que buscan invalidar un artículo del Código de Familia y legalizar los matrimonios entre personas del mismo sexo.

"Los jueces saben que tienen aprobarlo porque lo exige la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH), pero no lo quieren hacer porque supone un costo político muy alto para ellos", agregó el activista.

La CorteIDH emitió en enero de 2018 una opinión consultiva a solicitud de Costa Rica en la que dice que los Estados tienen la obligación de garantizar el matrimonio a las parejas del mismo sexo y dio 18 meses al Parlamento costarricense para legislar en ese sentido. De hacerlo, Costa Rica sería el primer país de Centroamérica en legalizar las uniones gay.

Actualmente, el matrimonio homosexual es legal en una veintena de países, entre los que se encuentran seis latinoamericanos: Argentina, Brasil, Colombia, México, Uruguay y Ecuador, que lo aprobó este mes.

"Nos ayuda muchísimo que una organización como la CorteIDH se haya pronunciado a nuestro favor. Ahora contamos con un sustento legal y estamos súper esperanzados", reconoció a EFE Álvaro Ley, uno de los querellantes panameños.

Entre las reivindicaciones de los manifestantes, también se encuentran la aprobación de leyes que penalicen la discriminación por orientación sexual o identidad de género o que permitan a las personas trans recibir tratamiento médico gratuito para adecuar su género y ser inscritas en sus documentos con el nombre y género que escojan.

"En mi cédula de identidad aún sale mi nombre de nacimiento y mi sexo masculino y yo en realidad soy una mujer, eso es inhumano", lamentó Mónica Cárdenas, cuya organización se encuentra elaborando una ley de identidad de género para presentarla próximamente en el Parlamento