La Estrella de Panamá
Panamá,25º

21 de Sep de 2019

Cultura

Panamá se unió masivamente a la mayor celebración de las letras

La XV edición de la Feria Internacional del Libro concluye dejando un muy buen sabor. Asistencia masiva, gran receptividad y perfiles diversos se hicieron presentes desde la apertura hasta el cierre del evento

La lectura es el encuentro más sublime con las posibilidades de la imaginación y el enriquecimiento cultural. Panamá se ha mantenido durante quince años pujante propiciando estos espacios, desde la Cámara Panameña del Libro (Capali), ente responsable de que anualmente se lleve a cabo la Feria Internacional del Libro (FIL), esta vez, en su XV edición, bajo el lema ‘Lee nuestro pasado, imagina tu futuro', con el propósito de entender el legado del Istmo como nación y analizar el presente para construir el futuro en medio de la diversidad cultural del país.

Y es que desde sus pininos en 2001, el evento ha recorrido un largo camino, con vaivenes, altibajos y satisfacciones. Según Ella Soto, directora de Capali, este año la asistencia superó la jornada de 2018.

La ejecutiva indicó a La Estrella de Panamá que ‘el panameño se interesa cada día más en el evento', y el flujo de visitantes se vio impactado por las novedades incorporadas y el tratamiento de temáticas como el medioambiente, la migración, el periodismo, los derechos de la mujer, la poesía, las fake news y todos los invitados nacionales e internacionales.

Yenina Ortega, responsable de Mercadeo de El Hombre de la Mancha, confirmó que este año las ventas en la FIL se incrementaron.

En 2015, el estudio sobre el impacto de la FIL, ‘Percepciones, experiencias y comportamientos de los visitantes', realizado por Capali y la Alcaldía de Panamá, arrojó que el 36% de los encuestados lee de tres a cinco libros al año, mientras que el 35% lee seis o más. Para entonces, según los datos obtenidos, los textos escolares o académicos eran los más leídos (54%), seguidos de las novelas (36%); en tercer lugar, el contenido religioso (33%), los informes de trabajo (28%), biografías e historia (22%), los temas políticos y la superación personal están empatados (20% cada uno), además de cocina y hogar (17%).

El lanzamiento de la mayor celebración des letras en nuestro país, el pasado 13 de agosto, fue un día de júbilo al coincidir con la aprobación unánime en tercer debate del proyecto de ley 11 que crea el Ministerio de Cultura, un día en que el presidente de la República, Laurentino Cortizo, presente en la inauguración, afirmó a este medio estar ‘muy feliz', en un escenario del cual mucha gente fue partícipe, ‘es un esfuerzo de muchísimos panameños y en este caso, solo he sido el instrumento, me siento muy contento de esa noticia. ¡Por fin, el Ministerio de Cultura de a República de Panamá!'. Posteriormente, el 15 de agosto, el mandatario sancionó la ley que crea el ente gubernamental, cuyo titular es el recién nombrado Carlos Aguilar, quien fuera director del Instituto Nacional de Cultura (Inac).

El encuentro ferial destacó por la asistencia de un público diverso, entre niños, adultos y personas de la tercera edad, con una gran afluencia de estudiantes de todo el país y actividades diarias como conferencias y la presentación de obras de autores nacionales y extranjeros, durante sus seis días de duración.

Por otra parte, Orit Btesh, presidenta de Capali, comentó en días pasados a nuestro diario que, aunque en Panamá ha incrementado el interés hacia la lectura, ‘ha sido muy difícil' ver a los diferentes agentes involucrados, articularse correctamente para fortalecer la ejecución de la FIL.

‘Hasta ahora creo que el nuevo gobierno está dispuesto a invertir en la educación y cultura de nuestro país', indicó.

‘En los últimos años tocamos puertas a empresas grandes, medianas, gobierno, organizaciones internacionales. Hemos recibido apoyo; me he dedicado a desarrollar una relación con las embajadas porque me he dado cuenta de que a ese nicho le interesa la cultura en el país; hoy día tengo a todo el cuerpo diplomático apoyándome y este año la Unión Europea tendrá su stand '.

La FIL 2019 contó con la presencia de autores nacionales como Magdalena Camargo, Héctor Collado, Osvaldo Reyes, Rose Marie Tapia, Marixa Lasso, Enrique Jaramillo Levi, Gorka Lassa, Ela Urriola, Carlos Wynter Melo, Mar Alzamora, Luis Eduardo Verdurmen y Javier Alvarado, e internacionales como Olga Cuellar, Mario Jusrich, Camilo Cruz y Yokoi Kenji, Vicente Pérez Silva, María Cristina, Lussiana Naranjo, Teresita Borge, Evelyn Ugalde, Ronald Bonilla, Lucía Alfaro, Emilia Fallas, Andrea Zúñiga, Sheila Walker, Toshi Sakai, Michael Connif , Gene Bigler, Patricio Sturlese, Bernardo Stamateas, Diego Fonseca, entre otros.

La agenda contempló la realización exitosa del Foro de Periodismo, Memoria y Derechos Humanos; debates sobre los derechos de la mujer y un conversatorio sobre las noticias falsas, además de un seminario de derechos de autor para actualizar en la materia.

Durante la FIL, Yokoi Kenji fue definitivamente uno de los autores más esperados. El conferencista colombo-japonés que ha dado la vuelta al mundo con irreverentes alocuciones, presentó Salón 8 , una primera apuesta literaria que le tomó nueve años alistar. En entrevista con este diario, Kenji afirmó que la experiencia como escritor fue un ‘desafío delicioso'.

‘Las historias plasmadas tienen muchos años. Algunas más de 20. Hace una década, una casa editorial se me acercó asegurando que había un boom mediático por mis conferencias en redes y que era propicio hacer un libro', contó.

‘Sin embargo, tengo una cultura japonesa que no cree en eso. Si solo tengo 15 minutos de fama, entonces no hay coherencia con lo que hago. Si mi éxito es de solo 15 minutos, es realmente mediático; me dije ‘No me interesan los 15 minutos, quiero escribir algo decente, aunque me demore (risas)”, compartió.

De acuerdo con Kenji, ‘resultó una tarea difícil; entré en el mundo de la lectura, aunque siempre fui un lector (...) sufrí una serie de procesos, durante 10 años, hasta que por fin tuve que dar a luz el libro'.

Latinoamérica

Una publicación del rotativo colombiano La República reseñó que, según el Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe, ferias como las de Bogotá, Lima y Madrid ya pueden competir en la élite mundial.

Según la publicación, en la actualidad la Feria Internacional del Libro de Bogotá (Filbo) es la segunda con mayor espacio de exhibición del continente latinoamericano.

El único encuentro de su tipo que le supera es la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, que cuenta con 119,000 metros cuadrados para su desarrollo y actualmente es considerada como la segunda más grande del mundo, por debajo de la Feria de Fráncfort, en Alemania, que se realiza en octubre.

‘Este año me gustó mucho la feria, me pareció muy divertida y lo que más me agrada es que puedo comprar todos mis libros favoritos (risas). Tengo 8 años y me encanta leer el ‘Diario de Greg'. Invito a todos los niños a la feria',

ABIGAIL PAREDES

ASISTENTE DE LA FIL

‘Tengo dos años asistiendo a la feria y me encanta vivir la experiencia. He visto una gran participación de las escuelas en esta ocasión. La lectura nos permite transportar nuestra mente. Mi generación ha crecido con la Feria del Libro, tengo muchos amigos que leen y disfrutan al venir para ver qué hay de nuevo y para tener contacto con nuestros autores panameños',

ROSSELIE CHEN

ASISTENTE DE LA FIL

‘Esta edición estuvo muy buena y bastante completa. Hemos encontrado libros de niños, adultos, novelas, dramas, ciencia ficción y de todo un poco. Hemos venido durante los últimos cinco años. La cultura es lo más importante; muchos de los temas que afronta nuestra sociedad derivan de la falta de cultura, porque no leemos lo suficiente y no tenemos una capacidad de criterio definida',

YAZIR PAREDES

ASISTENTE DE LA FIL

‘He acudido durante cuatro días a la feria. Este año ha habido muchas conferencias llenas y eso es positivo. Sería ideal que este encuentro cubra al menos dos fines de semana, ¿por qué no ofrecer un pase por doce días de feria, por ejemplo? creo que solo falta extenderla, porque público hay. Los lectores necesitamos encontrarnos en un sitio, debe haber más espacios que se vuelvan virales, anualmente. No puede ser que tengamos solo una feria del libro al año',

ERLY GONZÁLEZ

ASISTENTE DE LA FIL

‘Vengo anualmente a la feria, ha evolucionado para bien, cada ‘stand' está cargado de títulos muy buenos. Estoy trayendo a mi familia. Considero que inducir a los jovencitos a la lectura y tener esta vitrina es necesario. También incentivar a que estos eventos sucedan con mayor frecuencia, ¿por qué no cada seis meses? Como buen penonomeño, espero que haya más personas vinculadas a la feria porque se trata del desarrollo de nuestra cultura',

PEDRO SÁNCHEZ

ASISTENTE DE LA FIL

‘La feria está muy bien organizada, hay una cantidad increíble de editoriales, me ha encantado la disponibilidad de títulos, así como la cercanía de los autores compartiendo la experiencia. Es importante que estos espacios se abran para motivar a los niños a cultivar el hábito de la lectura, que crezcan dejando volar la imaginación y puedan ser futuros autores',

GRETTEL PANIAGUA,

ASISTENTE DE LA FIL