Panamá,25º

20 de Nov de 2019

Cultura

Cuando la lengua árabe deja de ser tu "enemiga"

Fierro Bandera, una alicantina de 43 años, autora del libro "Detrás del velo. Una mirada íntima del mundo árabe"

Cuando traspasas la barrera del idioma y la lengua árabe deja de ser tu "enemiga".EFE

Cuando traspasas la barrera del idioma y la lengua árabe deja de ser tu "enemiga", la entiendes, se te abren todas las puertas hacia un mundo que vive una etapa convulsa, manifiesta la arabista y filóloga Noemí Fierro Bandera.

Fierro Bandera, una alicantina de 43 años, autora del libro "Detrás del velo. Una mirada íntima del mundo árabe" (Arzalia Ediciones), explica en una entrevista a Efe que ha tratado de ver que hay "detrás" de cada cosa, ya sea "hiyab" (pañuelo femenino) o "kufiya" (pañuelo árabe masculino) que impide ver la realidad cotidiana de países que sufren guerras como Siria o Yemen.

"He tratado con esta obra de volver a sentarme con los amigos" con los que compartió muchas horas durante los años que trabajó como profesora, y traductora de cuentos y novelas en Yemen (2005), Siria (2006-2011), Kuwait (2011-2012) y Libia (2013-2014).

LIBIA, UN ESTADO FRACASADO SOBRE EL DESTROZO

Pregunta: ¿En Libia, un estado fracasado, hay esperanza para recomponer el país?

Respuesta: (Tras la caída del coronel Muamar al Gadafi en 2011) había mucha ilusión de que las cosas salieran bien. Mucha gente esperaba que los cambios serían mas rápidos. Hay quien perdió la esperanza al decir 'antes no estábamos tan mal' ante el caos que reina ahora y la incertidumbre del qué va a pasar. Pero también la gente sabe lo que había sucedido en un país en el que después de cuarenta años todo estaba destrozado.

A pesar de todo, la calle árabe se ríe pase lo que pase. Convierte el drama en otra cosa.

P: ¿Qué opinaban sus alumnos?

R: Cuando daba clases de español en Trípoli a chavales de entre 12 y 23 años estaban muy esperanzados en ir hacia adelante: la vida continúa, aunque hay problemas. Pero en clase había tres temas tabú: la política, la religión y el sexo.

Hay mucha autocensura, mucha conciencia de que te están escuchando con quién hablas y de qué hablas.

YEMEN, LA CONTRADICCIÓN DEL VELO

P: ¿Cómo ve el papel de la mujer árabe en los países en los que ha vivido estos años?

R: En Damasco el papel de la mujer es más abierto, a lo que ayuda la existencia de un crisol de comunidades, entre ellas la cristiana. En Yemen, donde van completamente tapadas, sucede lo contrario.

No obstante, mi profesora de árabe en Yemen se quitaba el velo y hablaba de todo. A veces nos quedamos con estereotipos y sucede una contracción con que la mujer más tapada es la mas abierta intelectualmente.

Para mi, no es una cuestión importante, si velo si o velo no.

SIRIA, ANIMICAMENTE DESTROZADA

P: ¿Ha notado un incremento del uso del velo, en especial en un país en guerra como Siria?

R: No. De Siria destacaría que anímicamente la población está destrozada. Hay pena y tristeza en Damasco, una isla en el conflicto sirio, donde la vida es muy difícil. El precio de la leche, por poner un ejemplo, se ha multiplicado por quince. Es muy difícil vivir.

En la antes bulliciosa Damasco, se nota mucha despoblación, entre los que se han muerto y los que se han marchado.

La gente, en especial los jóvenes, no quieren posicionarse porque tienen amigos en cualquier bando, pero quieren evitar la ruptura social. Además, los que se han marchado y no se han adaptado, sueñan con volver.

P: ¿Cómo será su retorno?

R: Dependerá de las condiciones que se les impongan. Si existe como desde hace treinta años una "lista negra" de nombres en el aeropuerto.....será difícil.

EN KUWAIT, OBSESIÓN POR IR HACIA ADELANTE

P: ¿Qué opina de la fiebre por la construcción en países como Kuwait?

- R: En los países del Golfo Pérsico piensan en que lo que está construido ahí lo tienen. Hay obsesión por correr para conseguir lo mejor, o quién llega antes y quién tiene la pista de hielo mas impresionante.

P: ¿También los árabes cuentan con sus clichés?

R: Ellos también tienen sus miradas y muchos clichés. De los del Golfo, que son engreídos, o de los jordanos que son aburridos y secos. Lo cual les enfada porque no se sienten así.

P: ¿Y los occidentales?

R: De la gente de Europa del Norte piensan que es fría y de los mediterráneos que estamos dispuestos a sacar las sillas a la calle y comer pipas. De España les encanta el idioma y el fútbol (Real Madrid y Barcelona).