La Estrella de Panamá
Panamá,25º

12 de Nov de 2019

Cultura

El oteador de palabras: “influyentismo”, “ineptocracia”, “teibolera”...

En muchos casos, ese trabajo acaba convirtiéndose en una de nuestras recomendaciones diarias, en las que tratamos de aconsejar usos, señalar qué es adecuado en el lenguaje periodístico y qué no

Escudriñar, registrar y mirar con cuidado los medios de comunicación y las redes sociales es la base de nuestro trabajo en la Fundación del Español Urgente (Fundéu).EFE

Escudriñar, registrar y mirar con cuidado los medios de comunicación y las redes sociales es la base de nuestro trabajo en la Fundación del Español Urgente; es decir, otear el panorama de la comunicación en español en busca de palabras y expresiones nuevas, curiosas, recuperadas, dudosas…

En muchos casos, ese trabajo acaba convirtiéndose en una de nuestras recomendaciones diarias, en las que tratamos de aconsejar usos, señalar qué es adecuado en el lenguaje periodístico y qué no.

En otras ocasiones, esos hallazgos no se convierten en consejos lingüísticos y no son nada más (y nada menos) que pistas que nos indican por dónde va la lengua, qué usos surgen y desaparecen, cuáles se ponen de moda… Ese pequeño tesoro de palabras es lo que queremos compartir en estos artículos sin otro ánimo que el de ir recopilándolas, sin que ello implique necesariamente una aceptación o una censura.

En esta ocasión traemos seis palabras.

INFLUYENTISMO

Recientemente el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, declaró que no debe haber “influyentismo”. Es un término claramente emparentado por su significado con “amiguismo” y “nepotismo”, es decir, remite a la práctica de influir en favor de personas próximas, sobre todo para ocupar cargos y puestos públicos.

INEPTOCRACIA

La “ineptocracia” es el gobierno de los ineptos. El sufijo “–cracia” ya ha formado multitud de nombres, originalmente a partir de raíces griegas, pero ya hay ejemplos admitidos por la RAE con voces españolas, como “dedocracia”, “meritocracia” y “bancocracia”. En la Fundéu, hace ya unos años, hablamos de la “abstenciocracia”.

PHOTOSHOPEO

El retoque de fotografías para favorecer la apariencia de alguna persona se está llamando “photoshopeo”. Aunque Photoshop no es el único programa para estos retoques, pues existen otros como GIMP, es el más conocido y por ello se ha tomado como base para crear este nombre y el correspondiente verbo “photoshopear”.

INFARTANTE

Por su formación, “infartante” es, simplemente, ‘que produce infarto’. Suele usarse en la prensa con sentido figurado, pero no uno cualquiera, según se desprende de una búsqueda en Google, que nos devuelve sobre todo fotografías de mujeres posando en bikini o ropa interior. Alguna vez se emplea también en partidos de fútbol particularmente emocionantes.

TEIBOLERA

En los medios mexicanos se habla en ocasiones de que una determinada celebridad ha sido “teibolera”. Es una adaptación fonética de la primera palabra del inglés table dance, que es como se llama en esa lengua a una danza erótica ejecutada sobre una mesa o una barra de un bar en lugar de en un escenario.

JUBILENNIALS

Un informe publicado recientemente sobre la mejora de la calidad de vida de las personas que se están jubilando en la actualidad, en los comienzos de este milenio, nos trae una nueva voz: “jubillennials”.