Panamá,25º

07 de Dec de 2019

Cultura

Decenas de bueyes y carretas llenan de color Costa Rica para celebrar su día

Desde niños hasta gente de avanzada edad lucieron sus mejores galas para mostrar sus bueyes y carretas en el desfile

Unas 280 yuntas de bueyes con sus respectivas carretas llenaron de color este domingo la capital de Costa Rica con un desfile que busca mantener viva en la población esta actividad que fue declarada por la Unesco como patrimonio intangible de la humanidad desde el año 2005.

Desde niños hasta gente de avanzada edad lucieron sus mejores galas para mostrar sus bueyes y carretas en el desfile que se efectúa por vigésimo tercer año consecutivo con el objetivo de rescatar la tradición y de paso abrir la temporada de actividades culturales de navidad y fin de año.

La ministra de Cultura y Juventud, Sylvie Durán, dijo a EFE que la tradición del boyeo (uso de los bueyes para trabajo) y la carreta está muy arraigada en el desarrollo del país, especialmente porque fue la forma en que fueron creciendo las actividades agrícolas, entre ellas la industria cafetalera y las primeras exportaciones del grano hace casi dos siglos.

"Esta tradición es muy importante porque está en el fundamento de cómo se construyó nuestra sociedad cuando éramos más rurales. Este fue nuestro primer medio de transporte. Es una manifestación bella. El boyeo y la carreta permitió distribuir el ingreso cafetalero y forma parte muy importante de la forma en que esta sociedad se ha podido desarrollar", aseguró Durán.

En algunas zonas rurales de Costa Rica los bueyes siguen siendo animales de trabajo importante para labores agrícolas y para mover carga, pero ya no como años atrás, por lo que las autoridades buscan mantener vivo el legado.

"Esto es una gran fiesta de la ruralidad y de prácticas que aún hoy siguen estando en el hacer de nuestra cultura. Es una tradición que tiene toda la dificultad de un medio que ha sido sustituido por otros. Pero si entendemos bien el valor que tiene como patrimonio veremos la importancia que tiene ahora para actividades como el turismo rural y comunitario", declaró la ministra de Cultura y Juventud.

Según las investigaciones antropológicas, la carreta y el boyeo impulsó a la economía campesina por mucho tiempo, al trasladar las cosechas de café desde las fincas en las montañas hasta el puerto de Puntarenas, en el Pacífico, para exportarlo por barco a Europa.

La práctica del boyeo se remonta a los albores de la colonia, época en la que junto a la carreta fue el principal medio de transporte familiar.

En carreta se trasladó a la madre en labor de parto, o bien a toda la familia de paseo rumbo a la playa.

También se utilizó el boyeo como herramienta de trabajo utilizada en la siembra, la cosecha, para abrir caminos en el campo y trasladar productos.

La tradición del boyeo y la carreta en Costa Rica fue declarada por la Unesco como Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad el 25 de noviembre de 2005.

La Unesco consideró que esta tradición no solo constituye un símbolo y referente de la identidad cultural del costarricense, sino que sus principales rasgos de originalidad la caracterizan como expresión singular a escala mundial.

La carreta también es uno de los símbolos nacionales de Costa Rica, pues representa el trabajo, y ha sido tomada por artesanos para crear verdaderas obras de arte, al adornar la madera con formas llenas de color.