Temas Especiales

29 de Nov de 2020

Cultura

Los medios y su rol en la transparencia electoral

Con las elecciones de Estados Unidos habiendo cumplido ya dos semanas desde el anuncio de la victoria del candidato demócrata Joe Biden, es necesario dar un vistazo al rol de los medios de comunicación en la generación de mensajes claros durante tiempos decisivos para la población

La transparencia y el profesionalismo son clave para una mejoría en los enfoques de los medios de comunicación a nivel internacional.Shutterstock

En medio de un año complicado por la pandemia del nuevo coronavirus, las elecciones presidenciales en EE.UU. trajeron consigo una nueva lucha para evitar la desinformación y preservar la objetividad en los medios de comunicación, en temas decisivos para la población estadounidense e internacional.

Desde los discursos con información falsa promulgados por el presidente Donald Trump en redes sociales, según registraron algunos medios internacionales, hasta los resultados de las votaciones por cada estado, las agencias de noticias y diarios han mantenido un ritmo de publicación acelerado, sin embargo, en el proceso han denotado sus preferencias hacia un bando por encima del otro.

La misión del denominado 'cuarto poder' ha sido desde sus inicios transmitir información relevante y necesaria para la formación de opinión y toma de decisiones por parte de la población, con veracidad y objetividad. Sin embargo, con el auge de la desinformación a través de redes sociales y sitios web, llevar la noticia con ética se ha convertido en un reto para los encargados de los medios de comunicación tradicionales.

Elecciones en EE.UU.

Durante las elecciones estadounidenses el aumento de las noticias falsas dio pie a la exposición de la postura de diversos medios de comunicación encargados de notificar a los lectores acerca de los avances en la carrera hacia la Casa Blanca.

Algunos promulgaban información distante en torno a las cifras; otros, dirigidos por las agencias internacionales, se dedicaban a repetir aquello que se decía en la mayoría de los sitios web o enlistaban las últimas noticias más importantes para la toma de decisión de las audiencias.

Una de las publicaciones que dejó entrever el rumbo de Fox News fue su proclamación del candidato demócrata Joe Biden, como el ganador de los votos electorales en Arizona, acción que recibió el repudio del presidente –y candidato a la reelección– Donald Trump.

Durante la transmisión de Fox News el pasado 4 de noviembre, el periodista Arnon Mishkin explicó que la decisión de pronunciamiento de Biden como aventajado en el estado de Arizona se debió a una “gran cantidad de votos en el estado, no sabemos cuántos aún, pero está siendo una ventaja notoria” y a que “el presidente [Trump] no podrá conseguir suficientes votos” para ganarle a Biden.

No es secreto que la cadena de televisión estadounidense ha sido considerada como un “aliado” del presidente republicano, pero al ser la única fuente reportando a Biden como ganador de un estado que la campaña de Trump consideraba que tenía “en la bolsa”, desató el enojo del gobernante.

El jefe corresponsal de la Casa Blanca para CNN, Jim Acosta, comentó en un tuit que la campaña de Trump se encontraba “furiosa” por la publicación de Fox y citó al consejero del mandatario: “Las palabras no pueden describir nuestra ira”.

Pese a la estrecha relación entre Trump y la cadena de televisión desde el inicio de su mandato en 2016, tras darse a conocer que Biden llevaba la delantera en Arizona “luego de que un análisis de las papeletas emitidas en todo el estado concluyera que no había suficientes votos pendientes para permitir que Trump se pusiera al día”, según anunció la agencia Associated Press (AP), los consejeros de campaña del presidente –y hasta él mismo– llamaron al dueño de Fox News, Rupert Murdoch, demandando que Minkich retirara lo dicho con respecto a las votaciones.

Aun frente a las amenazas reportadas por The New York Times en torno a Trump contra Fox News, la noticia se mantuvo en pie hasta ser confirmada por AP, que indicó: “Con el 80% de los votos esperados contados, Biden estaba por delante en 5 puntos porcentuales, con una ventaja de aproximadamente 130 mil votos sobre Trump, con aproximadamente 2,6 millones de boletas contadas. Las boletas restantes que quedaron por contar, incluidas las votaciones por correo en el condado de Maricopa, donde Biden tuvo un desempeño excelente, no fueron suficientes para que Trump alcanzara al exvicepresidente”.

Parcialidad mediática

No solo fue el pronunciamiento de Fox News –y los deliberados intentos por opacar las noticias de la votación en Pennsylvania– lo que llamó la atención del comportamiento de grandes medios de comunicación internacionales alrededor de las elecciones.

Actualmente The Guardian presenta como parte de su invitación a la suscripción de nuevos lectores el titular “La victoria de Joe Biden ha renovado la esperanza de Estados Unidos y el mundo”, lo cual califica al demócrata como una “salvación” para el pueblo estadounidense sin que este haya tomado formal posesión de su puesto en el Salón Oval.

Desde que Biden llamó a Trump “el peor presidente en la historia de EE.UU.” durante el primer debate presidencial celebrado el pasado octubre, los medios de comunicación se han colocado en pro de la victoria del demócrata, y con el paso de los días hasta llegar al 20 de enero de 2021, es posible que más medios de comunicación busquen aliarse a la nueva administración demócrata a través de sus enunciados y enfoques.

CNN describió el aislamiento del presidente Trump como una “mentalidad de bunker” que podría afectar la transición del mandato presidencial en 2021.Captura

La pérdida de Trump ante Biden sigue siendo el tema de prioridad en los canales de información internacional, dando especial cabida a los movimientos del presidente, quien se mantiene en una “mentalidad de bunker” como expresó CNN en una publicación el pasado 17 de noviembre, cuando la cadena hizo énfasis en la desaparición física del mandatario ante las cámaras, siendo que “Trump rara vez se ha resistido a estar en televisión por tanto tiempo”.

Así mismo, los titulares se han volcado a dar una visión comprometida del estado actual del presidente, como detalló CNN en la publicación realizada por Kevin Liptak bajo el enunciado: “Dentro de la pérdida de Trump: la culminación de decisiones autodestructivas”, en donde relató la “decadencia” del mandatario estadounidense desde meses antes de las elecciones hasta las aseveraciones del mismo en Twitter donde posteó que había ganado las elecciones “por mucho”, y fue restringido por 'desinformación'.

Diversos son los casos en los que medios de comunicación recurren a ciertas tácticas para atraer lectores, sin embargo, en momentos de delicadeza política, se hace imperativo el rol objetivo, la responsabilidad, seriedad y profesionalismo de los medios como claves necesarias para llevar a cabo el propósito del 'cuarto poder', cuyo trabajo recae en informar, ejercer liderazgo y servir al bien común.

Tras el reciente despido realizado por el presidente Trump al jefe de la Agencia de Seguridad de Infraestructura y Ciberseguridad (Cisa), Chris Krebs, por sus comentarios “altamente inexactos” sobre la integridad del voto estadounidense, habrá que revisar con ojo crítico las siguientes publicaciones con respecto a las decisiones del mandatario durante los últimos dos meses del año, antes de que deba entregar las riendas de la nación al nuevo presidente electo.

Si bien no es sorpresa la existencia de agendas que dirigen el enfoque de algunos medios, esta no debe interferir con la veracidad de las noticias que impactan en la opinión pública global.

Es importante tener bajo la lupa a aquellos que desarrollan labores con información sesgada y que la lectoría se sienta capaz de formar sus propias opiniones y perspectivas a través de los datos verificables en medio de una realidad regida cada vez más por lo digital y la inmediatez.