Panamá,25º

15 de Dec de 2019

Curiosidades

Diez icónicos momentos de Marilyn Monroe, un mito que no decae

El pelo rubio platino, el lunar en la mejilla y su cautivadora sonrisa continúan desatando pasiones

Una exposición en París, una nueva serie anunciada por la BBC y hasta estatuas suyas robadas en lugares como Lancashire o en el paseo de la Fama de Hollywood demuestran que el mito de Marilyn Monroe sigue tan vigente como cuando hace 60 años se estrenó "Con faldas y a lo loco".

El pelo rubio platino, el icónico lunar en la mejilla y su cautivadora sonrisa continúan desatando pasiones. Y aunque falleció con tan solo 36 años, le dio tiempo a participar en 30 películas, a ser considerada la mujer más deseada del mundo y a convertirse en un mito que nunca pasa de moda. Estos son diez momentos icónicos de su vida:

1.- Una atractiva Marilyn Monroe con un vestido blanco y escote de infarto se posaba "inocentemente" sobre las rejas de ventilación del metro haciendo que la prenda volase con la intensidad del aire y dejando a la vista sus bien torneadas piernas que luego tanto revuelo mediático causaron.

Lo cierto es que "La tentación vive arriba" (1955) se hizo más conocida por dicha escena que por la propia película y es la escena que más veces ha sido recreada en la historia, siendo todo un icono cinematográfico.

2.- Esta rubia despampanante, cuyo color real de pelo era castaño, no pasaba desapercibida fuera a donde fuera: protagonizó una entrada estelar e inolvidable en un evento benéfico del Madison Square Garden de Nueva York que dejó a todo el mundo sin palabras.

Con un escueto corsé de artista de circo con abundantes plumas y, para deleite de la multitud enfervorecida, subida en un elefante como si fuese una contorsionista o domadora de animales.

3.- Allí donde iba Monroe rompía corazones y bien es sabido que tuvo conocidos amores en su vida, uno de ellos fue el presidente de los Estados Unidos, John Fitzgerald Kennedy.

La artista consiguió que felicitar a alguien por su cumpleaños sonase de todo menos inocente: el 19 de mayo de 1962 en el Madison Square y ante miles de personas, cantó el "Happy Birthday, Mr. President" de una forma sensual y nada convencional, un momento que pasó a la historia y que confirmaba su relación con el político.

4.- Ya convertida en todo un icono sexual que atraía a las masas, los EE.UU llamaron a filas en 1954 a la actriz para que animase a las tropas que estaban en Corea y conseguir que con su voz alejase durante unos minutos a aquellos soldados que tanto sufrían por la guerra.

Un momento que reunió a cerca de 100.000 reclutas que se dejaron seducir por su encantos musicales mientras ella se enfundaba en un ajustado vestido violeta con detalles brillantes que ensalzaban su curvas.

5.- Con una voz tímida pero a la vez sensual cantaba "I wanna be love by you" a la vez que contoneaba sus caderas al ritmo de la música con un impresionante traje de transparencias y lentejuelas que poco dejaba a la imaginación. Así cautivó a todos en "Con faldas y a lo loco" (1959).

Un papel que le valió el Globo de Oro a mejor actriz y que dejó claro a sus detractores y a la crítica de aquella época que ella no es solo belleza.

6.- Protagonizó, sin pedirlo ni quererlo, la primera portada de Playboy en 1953, con unas imágenes inéditas que habían sido tomadas antes de que fuera famosa, que adquirió el director de la revista, y en las que Monroe posaba de manera muy provocativa y completamente desnuda, consiguiendo que se vendieran más de 50.000 ejemplares.

Unas instantáneas que la consagraban como la exuberancia personificada y máximo ejemplo de glamour, sensualidad y libertad sexual.

7.- "Los diamantes son los mejores amigos de las mujeres", una conocida frase que a lo largo de los dos últimos siglos se ha escuchado en numerosas ocasiones pero que popularizó Monroe en la película homónima, enfundada en un vestido rosa fucsia con escote palabra de honor y, cómo no, envuelta en brillantes y grandes diamantes.

8.- Hay un posado, dentro de los muchos que tiene, que es símbolo de la sensualidad: de espaldas a una piscina, completamente desnuda mostrando su curvilínea figura salpicada por gotas de agua y mirando hacia atrás con su pelo rubio desmelenado.

"Something's Got to Give" (1962) fue un filme que solo duró 34 minutos ya que la película nunca se llegó a acabar por la muerte de la actriz, pero que pese a ello dejó esta inolvidable secuencia.

9.- Bailando sobre una barra de striptease con un "look" sensacional conformado por un vestido completamente transparente que apenas ocultaba su cuerpo, conquistó al público en la película "El multimillonario" (1961) y demostrando lo polifacética que podía llegar a ser.

10.- La última vez que se la vio en la gran pantalla fue en "Vidas rebeldes" (1962), pero no ha sido hasta el año pasado cuando una escena eliminada del film ha visto la luz, en la que aparece desnuda y muy descocadamente envuelta entre unas sedosas sábanas blancas.

De no haberse descartado esta escena, se habría convertido en el primer desnudo de una actriz estadounidense en un largometraje de Hollywood. Hubiera sido, sin duda, un escándalo, pero no fue necesario para crear un mito que hoy perdura.