Temas Especiales

31 de Oct de 2020

Farándula

Guillermo y Catalina inician su vida de recién casados en Gales

El príncipe Guillermo y su esposa Catalina retomaron este martes su vida normal en la isla de Anglesey donde el príncipe debía reincorpo...

El príncipe Guillermo y su esposa Catalina retomaron este martes su vida normal en la isla de Anglesey donde el príncipe debía reincorporarse a su trabajo de piloto antes de iniciar su luna de miel.

La vida en esta remota isla del norte de Gales debería parecer a la pareja a años luz de su fastuosa boda celebrada hace cinco días en la abadía londinense de Westminster.Tras la ceremonia y las celebraciones en el palacio de Buckingham, los flamantes duques de Cambridge pasaron un fin de semana privado en un lugar secreto del Reino Unido.

"Deben regresar esta semana a Anglesey" y Guillermo "retomará su trabajo de piloto", indicó uno de sus portavoces.

Una fuente próxima al palacio precisó que el príncipe era esperado el martes en la isla.

Cuando todo el mundo suponía que Guillermo y Catalina iniciarían el sábado su luna de miel, los recién casados decidieron retrasar finalmente el inicio de su viaje del que lo único que se sabe es que será "al extranjero".

Mientras tanto, los servicios del príncipe negaron este martes informaciones publicadas por la prensa británica según las cuales deberá pasar una temporada sin su esposa a partir de septiembre en las Malvinas en el marco de su trabajo dentro de la RAF, alegando que "no hay planes" en este sentido.

Sin embargo, se cree que se está preparando para el año que viene una estancia de Guillermo en ese archipiélago ocupado por Gran Bretaña en 1833 y cuya soberanía disputa Argentina.

En Londres, la fiebre de la boda continuaba y los turistas hacían cola ante la abadía de Westminster, donde el lunes se registraron 10.000 visitas a pesar de que la entrada cuesta 16 libras (27 dólares, 18 euros).

Los adornos florales instalados para la boda permanecerán en el templo durante toda la semana, y los visitantes pueden ver el ramo de novia, depositado como manda la tradición, sobre la tumba del soldado desconocido.

Tras la luna de miel, sobre la que el palacio ha prometido no divulgar ninguna información, Guillermo y Catalina tienen previsto efectuar su primera visita oficial a Canadá del 30 de junio al 8 de julio.