Temas Especiales

23 de Jan de 2021

Farándula

Un Jesús de película

Aunque las críticas hacia el filme han sido en general medias o negativas, la comunidad religiosa la celebra

Hijo de Dios se concentra en la vida adulta de Jesús. Pero en su narración, que se apega estrictamente a la Biblia, no puede evitar comenzar desde el principio, desde que Dios creó al mundo, y al humano, desde Adán y Eva, desde el Arca de Noé. Y su inicio ya nos da una idea de lo que seguirá.

En 138 minutos –es decir, unas largas dos horas y dieciocho minutos-, Hijo de Dios recorre, muchas veces a modo de punteo, la vida de Jesús, desde su nacimiento a su resurrección, pasando por la curación del paralítico, la multiplicación de los panes, la última cena, el juicio o la caminata con la cruz a cuesta.

Por eso no sorprende que aunque las críticas hayan sido en general medias o negativas, la comunidad religiosa la celebre y prácticamente no genere ningún tipo de polémica, como sí lo hizo con la estrenada recientemente Noé, de Darren Aronofsky.

Fueron muchas las autoridades religiosas –es fácil encontrar sus críticas en una búsqueda rápida en Google- que hicieron muy buenos comentarios sobre la película. Lo cual tampoco es malo, por supuesto, pero si de cine se trata, tampoco es un mérito.

La mayor repercusión de la cinta en internet no fue, además, por su contenido, sino por su protagonista, Diogo Morgado, actor y modelo portugués, ahora conocido como el Jesús más sexy de la historia. Luego de su estreno en Estados Unidos, no fueron pocas las chicas que usaron el hashtag #HotJesus, para elogiarlo vía Twitter. Más por su aspecto físico que por sus atributos actorales, por supuesto.

Ver esta nueva versión de la vida de Jesús podría hasta hacernos revalorar a la tan criticada La pasión de Cristo (2004), de Mel Gibson. Al menos a nivel cinematográfico. A pesar de que, ciertamente, no es una película que vale la pena elogiar, y que fue reaccionaria y retrógrada como pocas, tuvo imaginación visual y argumental. Al menos tiene coherencia cinematográfica.