Temas Especiales

10 de Apr de 2021

Farándula

‘Mira lo que has hecho', una crisis que saca carcajadas

La serie española arrancó hace apenas unos días, con su segunda temporada, en Movistar Series. ‘La Estrella de Panamá' conversó con sus protagonistas, Berto Romero y Eva Ugarte, y nos adelantaron de qué va esta nueva historia

No hay pareja que conozca lo difícil que es ser padres hasta que lo experimenta: el cansancio pesa en los hombros, el dormir se convierte en un anhelo, se olvidan las bondades del sexo, entre otras cosas. Y en esta situación tan tensa y tan feliz a la vez, se intenta alcanzar un equilibrio. Se busca una mejor vida posible. Esto se ve en Mira lo que has hecho , la serie creada y protagonizada por Berto Romero y dirigida por Javier Ruiz Caldera, que regresa con una segunda temporada. ‘No quisimos enfocarnos en la paternidad, sino en ir un poco hacia la pareja y qué pasa con ella cuando vive un momento como este', describe Romero. Aquí el espectador reirá, se emocionará y se identificará en una ficción tan real que sorprende.

Derribando la premisa de que las segunda partes, casi siempre, no son tan buenas como las primeras, Romero apuesta por una tanda de seis episodios de 30 minutos que plantean lo que sucede en una relación con un niño mayor, una familia en reformas y un embarazo de mellos en marcha: la familia crece, la presión aumenta y regresan esas responsabilidades que ya parecían olvidadas. Allí, en ese entorno están Berto y Sandra (Eva Ugarte) disponibles al ataque, con una mirada tierna y catastróficamente divertida, para todos los suscriptores de Movistar Series.

En la primera temporada, a muchos les enamoró la química entre los protagonistas. Ahora tratarán de mantener ese chispazo en medio del desbarajuste. ‘El reto para nosotros es ser fieles a la historia que comenzamos a contar, sin traicionar al televidente y al mismo tiempo no relatar lo mismo. Ese punto es difícil de encontrar. Lo que hicimos fue variar ligeramente el foco', explica Romero, quien lo ha logrado junto con Rafel Barceló y Enric Pardo, coguionistas.

Hay una dosis de drama perfectamente combinada con el humor. Lo confirma Ugarte, emocionada a través de la línea telefónica. ‘Quisimos sorprender y la serie lo ha conseguido: te ríes más, te emocionas más. Ahora nos preocupamos un poquito más en la pareja', reitera la actriz. ‘Parece como si todo el mundo se desmoronara', agrega Romero, pero ‘Sandra y Berto se enfrentan a retos que pueden ser superados', ríe.

En los 30 minutos de cada capítulo que ‘son un pedazo de vida de lo que supone una crisis que se toma a guasa', Romero no ha pretendido incorporar en el guion matices feministas ni machistas, porque aquí ‘simplemente se está construyendo una familia', subraya. ‘Pero, obviamente, sí que hay una mirada de qué pasa con quien se queda en casa y qué pasa cuando se descompensa una pareja, pero no me apetece pontificar o lanzar ningún mensaje sobre géneros y sobre igualdad. Lo que se quiere mostrar es las relaciones entre personas, relaciones que se pueden desequilibrar, que pueden ser desiguales…', puntualiza el también cómico español.

En la serie cada risa viene con guiños a la realidad. Y podría sugerir que es la recreación de la vida de Berto: la historia es de su puño y letra y su personaje se llama Berto. ‘He tomado materiales de mi propia imagen', resalta, ‘pero no se parece en nada a mi vida' .

Para Ugarte, la facilidad de dejar de ser ella misma para vestirse de Sandra es una de las cosas que más disfruta. Al igual que Romero, su interpretación no es un símil de su presente o su pasado. ‘Me encanta cómo cambia la Eva a la Sandra. Entras en algo perfectamente pensado y construido, y de ti no pones nada, o intentas no hacerlo', especifica.

Cuanta, entre risas, que ‘estos personajes tienen un concepto muy naturalista y es fácil identificarse. Y esa sensación que se produce es lo que nos resulta más fácil al momento de interpretar', reflexiona. ‘Si no enamoras un poco a través de esta pareja, no te llega el mensaje', sostiene. ‘Hay un contrato con el espectador. Ahora somos esclavos de nuestra propia ficción'.

Romero y Eva enfatizan, en consonancia, que su historia es universal y que cala en todo tipo de audiencia. ‘Latinoamérica nos ha sorprendido bastante', expresan.

‘Todos somos padres y a muchos nos llega el mensaje', destacan. Sin embargo, reconocen que la comedia es un género difícil de exportar. ‘Intento escribir la serie en base a lo que me hace gracia a mí', agrega Romero.

En tiempos tan convulsionados, que nunca falte el humor. ‘Hay que reírnos de las situaciones más complicadas, de la muerte, de la presión social, de preocuparte por la crianza de un hijo. Una risa siempre merece la pena', insiste la actriz madrileña.

‘Es una serie que te afecta emocionalmente y que alivia y que te quita los complejos. Hay que quitarle peso a esas cosas que nos atormentan. ¡Por favor!', pide Romero.

TERCERA TANDA

‘¡Ganas hay! Una temporadita más la tengo pensada, si me dicen que sí, yo la voy a hacer', expresa Romero emocionado.

De momento, lo único que se sabe es lo que Movistar ha reseñado en su cuenta en Twitter : Romero y Ugarte volverán a encabezar la serie y que Ruiz Caldera continuará como director, lo que indica que tras esta edición, vendrá otra tanda de humor.

Para Romero y Ugarte, medios como Netflix y Movistar son una ventana de talentos al mundo. ‘El equipo creativo de Movistar Serie da la oportunidad a que los creadores se expresen libremente y eso es algo muy favorable. Eso no había ocurrido nunca y ellos me lo han permitido. ¡Por favor, que no pare! Tengo los dedos cruzados ahora mismo, para que sigamos avanzado. ¡Que vivan las plataformas de streaming !', zanja el catalán.