Temas Especiales

25 de Oct de 2020

Gastronomía

La oferta gastronómica y cultural del mall

Entre lujosos relojes y carteras de ensueño crece la cocina del centro comercial. Sabores franceses, asiáticos y por su puesto, locales se vende al paladar

Los sabores del mundo se pueden degustar sin necesidad de ir muy lejos y de hecho se podrían disfrutar en un solo día. Este es uno de los secretos que guardan las pasillos del mall Multiplaza Pacific. Entre la cultura de las compras y de la vanidad, se expone una vitrina gastronómica, que apuesta por satisfacer los gustos más complejos de los visitantes de ese centro comercial.

Allí se han apostado amplios locales, que contienen variadas salas, que muestran una exuberante decoración, como lo es PF Chang. Este restaurante expone los sabores de Asia, la cocina china y la tailandesa son su fuerte; así como las presentaciones de sus platos invitan a compartir. En el menú se puede encontrar un Chang's Famous Chiken Lettuce wrap o un Chang's Spicy Chicken o un Mongolian beef, por citar algunas de sus ofertas.

Todos los platillos son preparados según las últimas tendencias de países como Vietnam, China, Japón y Thailandia, que se inclinan por aplicar métodos de cocina más saludables, pues, al utilizar el wok y asar o hervir los ingredientes, los platillos resultan más livianos y con un excelente sabor.

Pero si de pronto se le antoja algo italiano, pues no se tiene que mover mucho. A pocos pasos del local asiático, está Amore Mio, un local especializado en quesos y masas. Ellos implementaron un bar de quesos, de hecho es una de las primeras imágenes que se reciben cuando se llega: un sitio con una decoración muy cálida, hogareña y que en su parte frontal cuelgan quesos. Por supuesto, las pizzas son uno de los platos estelares, mas la oferta de quesos para acompañar con ensaladas son un delirio y ni qué hablar del pan recién horneado.

Cuentan con unas peceras donde el comensal puede escoger su queso mozzarella de bufala, también ofrecen una amplia gama de quesos mozzarella frescos y elaborados por profesionales Italianos en Panamá.

No muy lejos de Amore Mio está un cubículo que vende helados, productos que pertenecen a la misma empresa y tienen el nombre de Gelatería Amore Mio. Es el lugar ideal para poder disfrutar de una variedad de helados elaborados con productos italianos de la más alta calidad, también tiene el tan de moda frozen yogurt y diversos toppings .

En el caso de que los gustos atiendan más al estilo wellness , existe un sitio llamado Kitchen, que entre su itinerario cuenta con una nutrida presentación de licuados de frutas naturales, que son mezclados con hierbas, que les dan un toque exótico. El menú es variado y refrescante para el paladar, ya que se esfuerzan por preparar platos sencillos pero originales, incluso retando las tradicionales presentaciones conocidas.

Y si lo que desea es sentarse a sostener una buena plática y disfrutar de un ambiente agradable, Café Ópera puede ser una buena elección. La bandera de este pequeño local son sus tés, de la casa Kusmi Tea. No obstante, bien puede pedir una copa de una buena champaña o de vino, mientras se lleva a la boca un emparedado y escucha las melodiosas notas de un violín. Sí, música en vivo, nada estruendoso, más bien se trata de tonadas de ambiente que engalanan la velada y hasta dan deseos de que se alargue.

De la misma gama de Amore Mio, en Multiplaza se encuentra Stefano's, un restaurante de cocina mediterránea con tendencia francesa, en donde se puede disfrutar de platillos muy tradicionales como la sopa de cebolla gratinada, el bisque de mariscos, los rollos de pollo cordon blue. También se ofrecen platillos italianos compuestos por risottos, pastas y pizzas con masa hecha en casa por el chef panadero alemán, elaboradas al momento en hornos con leña, y preparadas frente al comensal. Allí también se puede degustar una buena taza de té o de café, cualquiera que sea la preferencia, de seguro quedará más que complacido.

Así de sencillo puede ser el recorrido cultural gastronómico que encierra el amplio centro comercial, estructura que acoge mucho más que buenos zapatos o fascinantes carteras.