28 de Sep de 2022

Planeta

No todo es culpa del hombre

PANAMÁ. La historia geológica del planeta revela que ha habido numerosos cambios climáticos, las capas de la tierra así lo atestiguan y...

PANAMÁ. La historia geológica del planeta revela que ha habido numerosos cambios climáticos, las capas de la tierra así lo atestiguan y la principal causa habrían sido los ciclos de la propia naturaleza.

La última edad de hielo terminó hace 10 mil años, las temperaturas se elevaron a lo que los geólogos conocemos como la "máxima Holoceno" y debido a este gran cambio climático los hombres dedicados a la caza, se convirtieron en agricultores.

Luego la temperatura volvió a caer en la época de Cristo, a continuación, pasó al "óptimo climático medieval" en los años 600 a 1100. Esta fue una época dorada para el norte de Europa, y los vikingos cultivaron en Groenlandia.

En el año 1600, la temperatura se redujo y el Támesis se congeló, esto se conoce como "La Pequeña Edad de Hielo".

Ciclos alternos de largos períodos de frío y breves cálidos interglaciares se han producido históricamente con cierta regularidad y la diferencia de temperatura entre el frío y calor ha sido entre 3°C a 7°C.

Extinciones masivas han acompañado estos períodos, pero el aumento de dos o tres grados de temperatura no ocurrirá mañana.

Las rocas documentan que todos los cambios climáticos han conllevado el ascenso o descenso del nivel del mar, las inundaciones de costa, la aparición y desaparición de tierras costeras y deshielos glaciales.

De igual forma se han originado cambios en la biodiversidad, los hábitats y el paisaje.

La naturaleza tiene sus movimientos y sus ciclos. Sus habitantes han sabido reaccionar ante las catástrofes más grandiosas. Tal es el caso del meteorito que cayó en Yucatán hace 80 millones de años, aniquiló a los dinosaurios y modificó el clima del planeta, pero la evolución ganó la partida.

Hoy, la industrialización y la masiva utilización de los combustibles fósiles aparecen como causantes del fenómeno climático. Sin embargo, la evidencia científica está demostrando que el hombre solo ha interferido en un proceso que la naturaleza periódicamente realiza por sí misma.

En el Día de la Tierra es importante hacerse las siguientes preguntas.

¿Es este en verdad un momento de emergencia planetaria? O es que algunos han encontrado en la actividad humana y los gases de invernadero un buen chivo expiatorio para hacer dinero fácil ?

Recordemos el cuento del lobo, la gente necesita una alarma para cuidar de las ovejas. Pero lo ideal sería cuidar las ovejas venga el lobo o no.