Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Planeta

Proyecto sobre el ruido ambiental

PANAMÁ. Cuando se habla de contaminación lo primero en que se piensa es en sustancias químicas o radiactivas que invaden las aguas de m...

PANAMÁ. Cuando se habla de contaminación lo primero en que se piensa es en sustancias químicas o radiactivas que invaden las aguas de mares y ríos. Pero hay otras formas de polución. Una de ellas es el ruido que muchas veces hace incómodo el vivir, dormir o trabajar.

También la contaminación ambiental por causa del ruido hay que combatirla y para eso, en Panamá, la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM) ha contratado a una empresa consultora de ingeniería ambiental para que prepare un anteproyecto de norma sobre el control del ruido ambiental, que en su momento —si recibe la aprobación de la ANAM— será presentado al Ejecutivo.

José Carlos Espino es el gerente general de ITS Panamá, la empresa consultora contratada para elaborar el anteproyecto sobre ruido. Nos dice que este anteproyecto va a regular todos los ruidos molestos para las comunidades. Tiene, por tanto, que ver con tráfico, industrias, construcciones. Y el ruido de las fiestas, discotecas patronales y carnavales también.

En Panamá ya hay normas, las del Ministerio de Salud, que combinan el control de ruido ambiental con ruido laboral. Lo que el anteproyecto de ITS está elaborando no tiene nada que ver con la parte laboral —eso lo sigue normando el Ministerio de Salud— sino con el ruido que se produce en la calle o en industrias (pero que sale a la calle) o en la casa.

La norma se divide en dos partes. Una parte tiene que regular el ruido de las fuentes emisoras, por ejemplo, una industria que emita ruidos que puedan molestar a la gente que viva alrededor. Habrá unos límites máximos de ruido que se puedan emitir. Eso ya está normado a día de hoy. Esos límites se van a revisar a través de unos estudios de ruido que estamos haciendo a escala nacional.

También, nos dice Espino, se va a regular todo lo que tenga que ver con fuentes fugitivas: buses, carros, motocicletas. Los estudios dicen que alrededor del 80% al 90% del ruido urbano es debido al tráfico. Y ese factor no está regulado.

El estudio comparará el aporte del tráfico al ruido urbano frente al aporte de las industrias, proyectos de construcción, ruido recreacional (fiestas, discotecas) porque dependiendo de lo que más ruido aporte así serán los controles que tendremos que hacer. El control del ruido va a ser otra parte del revisado. Y eso tiene que ver con la Autoridad del Tránsito.

El segundo componente de la norma es el de calidad ambiental, que es el enfoque del estudio que se está haciendo en seis ciudades de Panamá, para hacer el diagnóstico de la calidad ambiental en relación con los niveles de ruido actuales.

El estudio que encomendó ANAM a ITS comprende seis ciudades: Panamá, La Chorrera, San Miguelito, David, Santiago y Colón. Tras este estudio en las ciudades se podrán establecer los parámetros de calidad ambiental que se requieren. Todos estos datos, tras procesarlos, van a ir un sistema de información geográfico que tiene la Autoridad del Ambiente en su sitio web , de forma que cualquier ciudadano pueda entrar al sitio web, y hacer clic sobre un mapa interactivo, por ej. en David, para enterarse de cómo está el ruido en esa ciudad, en horario diurno, nocturno, día de semana, día de semana?

Se espera al final tener una ciudad menos ruidosa, mejorar la calidad ambiental, tener una urbe más habitable.

La ANAM considera que hay que tomar acciones y hacer una planificación a nivel del país. El que controla estos problemas a nivel local son los municipios.

Este es un proceso paulatino. La ley de ambiente establece que tiene que ser de esta manera. Este es un estudio que tendrá que repetirse otros años para ver si estas medidas han dado resultado.