Temas Especiales

26 de Feb de 2021

Planeta

Polémica por tala de árboles cerca a Isla Galeta

PANAMÁ. Una nueva controversía surgió por el uso de áreas boscosas cercanas al área de paisaje protegido de la Isla Galeta en Colón, deb...

PANAMÁ. Una nueva controversía surgió por el uso de áreas boscosas cercanas al área de paisaje protegido de la Isla Galeta en Colón, debido a un proyecto que impulsa en las inmediaciones del lugar la transportista Cooperativa de Servicios Múltiples Serafín Niño.

El presidente de la Asociación de Biología del Centro Regional Universitario de Colón, Marcos Hughes Arrocha, denunció que la tala de árboles con la iniciativa está poniendo en riesgo una área de riqueza natural.

Aseguró que existe preocupación por tratarse de una acción en bosques secundarios que ya habían sido intervenidos y que van a ser devastados, y que son importantes porque brindan protección al suelo y al ecosistema.

Expresó que los miembros de la organización planean la realización de una protesta por el tema cerca del lugar que consideran afectado.

Según Hughes Arrocha, la deforestación empezó además en días patrios.

El estudio de impacto ambiental del proyecto cuenta con el aval de la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM).

El presidente de la Junta de Directores de la Cooperativa de Servicios Múltiples Serafín Niño, Juan Santamaría, defendió el desarrollo del plan en el área y que explicó tiene como finalidad la edificación de una playa de alrededor de 5,000 estacionamientos para los miembros de la cooperativa.

“Tenemos como 10 meses tratando de lograr la aprobación de esta resolución (de impacto ambiental) y ya que no había alternativa de este tipo en la —cercana— Zona Libre de Colón (ZLC), manifestó Santamaría.

Afirmó que en este caso se ha cumplido con los procedimientos legales, y replicó que hay personas en el área que “persiguen a la cooperativa”.

“Hay ciento y pico de personas dependiendo del proyecto. Comprendo a los estudiantes, pero no hay áreas en donde estacionar. Hay además cerca proyectos millonarios y nadie ha dicho nada”, se quejó.

Recalcó que se publicó con antelación en la prensa una información sobre el desarrollo del proyecto.

La playa de estacionamientos se desarrolla en un área de alrededor de 4,5 hectáreas, y según el representante de la cooperativa hay árboles no se van a talar. Agregó que hay un plan de reforestación que se desarrollará en la zona.

EFECTOS A CONSIDERAR

Stanley Heckadon-Moreno, director para progamas públicos del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales, manifestó por su parte inquietud por el efecto que la deforestación ha tenido en los bosques y manglares en Colón.

Señaló que desde el año 2000 han desaparecido más de 2,000 hectáreas de manglares en la zona.

Según el especialista el nivel del mar seguirá creciendo, por lo que hay una amenaza ambiental que se debe considerar.

Comentó que esta desaparición se ha dado tras la reversión de terrenos, que pasaron de manos estadounidenses a manos panameñas, y especialmente de áreas boscosas.

“Esto ha producido una gran sedimentación, que a su vez está matando los arrecifes de coral”, advirtió el representante del Instituto Smithsonian.

Insistió en que en Colón se están destruyendo los dos arrecifes naturales que protegen de la naturaleza en cambio de cambio climático.

Dijo que la sociedad colonense debe definir en donde van a ser ubicados los proyectos de desarrollo y para que causen el menor daño posible al ecosistema.

Entre los proyectos que mencionó han afectado estuvo el del desarrollo del Centro Multimodal y de Transporte (CEMIS).

Heckadon-Moreno dijo que el problema es cuando se emprenden proyectos sin mucha consulta.

ESTATUS DEL PROYECTO

El director de gestión integral de cuencas hidrógráficas de la ANAM, Silvano Vergara, aclaró que el proyecto se efectúa en un área para el desarrollo.

Detalló que el estudio de impacto ambiental fue aprobado hace un mes.

El funcionario reconoció que todo el proyecto tiene un impacto ambiental, pero observó que se encuentra en un área de desarrollo y que es parte de la zona de expansión de la ZLC.

Vergara comentó que hace un par de semanas se concedió un permiso de indemnización ecológica en relación con este caso.

Según el director de gestión, no existen áreas de amortiguamiento para este paisaje protegido. Explicó que en este caso se hizo una consulta pública sobre el proyecto, pero que no hubo comentarios. Agregó que cuando la ANAM aprueba un estudio de impacto ambiental no se puede reclamar.

Indicó que la resolución se puede demandar, pero ante la sala de lo contencioso administrativo de la Corte.