Temas Especiales

02 de Jun de 2020

Planeta

Escándalos empañan cumbre

COPENHAGUE. Una ola de suspicacias surge en torno a la cumbre del clima, que se celebra en Copenhague.

COPENHAGUE. Una ola de suspicacias surge en torno a la cumbre del clima, que se celebra en Copenhague.

Por un lado el llamado “Climagate”, escándalo relacionado con el robo de correos electrónicos de la prestigiosa universidad británica de East Anglia ha puesto en alerta a las Naciones Unidas, que teme que quede desprestigiado el prolijo informe elaborado por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) en 2007 sobre las consecuencias del calentamiento global para el planeta, a la luz de la información divulgada en esos mensajes electrónicos.

Aunado a ello, un documento sobre el cambio climático ha sido presuntamente filtrado por el gobierno danés a la prensa, lo que causó ayer inquietud entre las ONG. Y es que este podría marginar a la ONU en el proceso negociador.

El borrador de ocho páginas, al que tuvo acceso EFE , está fechado el 27 de noviembre pasado y aborda las condiciones para reducir un 50% las emisiones de dióxido de carbono (CO2) hasta 2050, frente a los valores de 1990, tomando en cuenta un “responsabilidad diferenciada y las respectivas posibilidades” de los países.

El principal problema que plantea el texto es que no asegura un marco legal vinculante en torno a los compromisos y la financiación a largo plazo, además, no dice qué va a pasar con el protocolo de Kioto, lo que crea inseguridad.

Además, surgen reacciones negativas de países en desarrollo que en peligro el éxito de cumbre. China calificó ayer de “injustas” las críticas a su compromiso de reducción de intensidad energética y contraatacó diciendo que los países ricos son quienes deben recortar sus emisiones contaminantes dada su “responsabilidad histórica” como causantes del fenómeno climático.