Temas Especiales

26 de Feb de 2021

Planeta

El drama de vivir sin agua en los hogares

PANAMÁ. El aumento en la demanda de agua potable producto de la explosión demográfica que ha dado en el planeta nos pone frente a uno de...

PANAMÁ. El aumento en la demanda de agua potable producto de la explosión demográfica que ha dado en el planeta nos pone frente a uno de los grandes conflictos del siglo XXI.

Según datos de la Organización de las Naciones Unidas, 800 millones de personas no tienen acceso a agua potable. Lo más triste es que el 84% de ellas vive en zonas rurales o marginadas. Sin duda, son los más pobres los que experimentan más problemas con el suministro del vital fluido. La salud de ellos también está en riesgo. En la actualidad, cerca de 1.8 millones de niños menores de cinco años mueren cada año por consumir agua impura.

En algunas regiones las personas tienen que caminar largas distancias para buscar el agua para satisfacer sus necesidades básicas. En Birmania, por ejemplo, los residentes de pequeños poblados toman el líquido de los ríos y lagos. En Hasaka, Siria, se recoge el agua lluvia y se lleva en burro a zonas extremas. En otros sitios, ‘las mujeres son víctimas de acoso o agresiones cuando transportan el líquido. Sin agua no existe dignidad ni se puede escapar de la pobreza’, dijo a EFE Ban Ki- Moon, secretario general de la ONU.

En los Objetivos de Desarrollo del Milenio se ha propuesto como meta para el 2015 llevar el recurso a más del 50% de la personas que no lo tiene; sin embargo, esto está lejos de alcanzarse en ciertas regiones. En África, en lugar de disminuir en número de personas sin acceso a agua está aumentando. En Asia Oriental y Meridional, la situación tampoco es alentadora.

Pese a lo anterior, la OMS y la Unicef confían en que para el 2015 se habrá reducido en 150 millones la cifra de personas que no tienen acceso al líquido.