27 de Oct de 2021

Planeta

A la caza de los talingos

PANAMÁ. Los talingos se han tomado la ciudad de Panamá. Era un domingo de la estación seca cuando un amigo junto a su familia almorzaba ...

PANAMÁ. Los talingos se han tomado la ciudad de Panamá. Era un domingo de la estación seca cuando un amigo junto a su familia almorzaba en un restaurante en Amador. Al levantarse de la mesa vio cómo un grupo de pájaros se lanzaba tras las sobras de la comida. Un poco confundido pensó qué hacer con tantos talingos. ‘¿Hay alguna manera de controlar el aumento explosivo de estas aves?’, me preguntó.

Él no es el único que ha advertido este problema. ¿Quién no ha visto en las noches los batallones de talingos posados sobre los tendidos eléctricos en la Avenida Central? Probablemente muchos hayamos sido testigos de esta escena y quizás una que otra persona haya sido agredida por uno de estos pájaros.

Estas son aves muy violentas, aseguró Karla Aparicio, bióloga de la Asociación Nacional para la Conservación de la Naturaleza (ANCON). Ellos acostumbran a agruparse para protegerse entre sí, explicó Aparicio. Si alguien se acerca a un nido, por instinto de sobrevivencia la hembra lo corretea a picotazos. Con esto intenta alejarlo de las crías. Pero para muestra un botón. En una ocasión, una señora recogía las hojas del patio cuando se encontró con un pichón de talingo mientras en el árbol la madre cantaba sin cesar. La señora lo recogió para devolverlo al nido, pero sin piedad la hembra se abalanzó sobre ella para propinarle varios picotazos en la cabeza. El pajarito voló mientras la señora buscaba refugio en su casa.

Estos pájaros se han adaptado muy bien al ambiente urbano porque se alimentan de lo que encuentren a su paso. Hasta los huevos y pichones de otras aves están en su dieta. Les encanta el sangre de toro y el titibú. ‘Comen lo que sea’, dice la bióloga de ANCON.

LA SOLUCIÓN

La especialista considera que es necesario el manejo y control de la población de talingos. Para ella, la forma de hacerlo posible es a través de la esterilización o cacería.

Jorge García, biólogo de la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM), confirmó que existe un manual de procedimientos de Caza Control para ciertas aves consideradas plagas, entre ellas el talingo.

Las empresas o instituciones que deseen aplicar este procedimiento requieren de un permiso de la ANAM. ‘Se debe enviar una misiva a la entidad’, dijo García.

Tras esto, la institución debe realizar una inspección en el lugar donde se solicita la Caza Control para evaluar la situación de la especie. En el informe se establecen las recomendaciones para tratar cada caso. Se puede hacer reubicaciones o proceder a la cacería, detalló el especialista de Vida Silvestre de la ANAM.

Los talingos han vivido en este país desde la época precolombina. Un estudio de Richard Cooke, científico del Smithsonian, reveló la existencia de restos fósiles de esta ave en el cerro Juan Díaz, en la península de Azuero, detalló Aparicio.

El área fue habitada entre 200 a.C. y 1400 d.C. Su rango de distribución se extiende desde México hasta Perú. Se cree que la especie es originaria de Asia.

Aparicio recomienda que se invierta en el estudio de población de las aves. Con ello, se podrá establecer las medidas adecuadas para controlar la población de los problemáticos talingos.