22 de Feb de 2020

Planeta

El clima y el hombre potencian los incendios en los bosques

Las condiciones meteorológicas juegan un papel importante en los incendios forestales, pero el ser humano también influye

El clima y el hombre potencian los incendios en los bosques
Se recomienda hacer un camino ‘cortafuegos’ para evitar la propagación de los incendios.

Luego de que la semana pasada la WWF advirtió en un informe que los incendios forestales habían aumentado drásticamente en la última década y solicitó extremar precauciones y no bajar la guardia en los bosques por la sequía de este año, este diario consultó a algunos expertos panameños sobre los factores que propician estos fuegos y las medidas que se deben tomar para evitarlos, en estos tiempos en que el calentamiento global amenaza con intensos veranos en diversos países del mundo.

Los consultados señalaron que el fenómeno puede ser causado por factores como el clima (sequía de verano) o por la mano del hombre (actividades agropecuarias como la quema de potreros) y por descuido de éste.

Una fuente de la Autoridad Nacional de Ambiente (ANAM) cita, por ejemplo, que ‘en el Norte durante su época de verano hay mayor posibilidad de incendios, puesto que no hay lluvias, desaparecen la humedad y el hielo, y la brisa y la tierra se calientan. Y si alguien tira un pedazo de vidrio entre la yerba, con mucha más razón existe el riesgo’.

‘En Panamá, es común, que en las actividades agropecuarias la gente utilice la quema; y si se descuidan y no toman las medidas pertinentes, se corre el riesgo de que el viento extienda el fuego a otros terrenos’, destaca la ANAM.

‘A veces un pedazo de vidrio dejado en el bosque cuando recibe los rayos del sol puede provocar fuego o un envase de combustible arrojado a un bosque también’, agrega Manuel Asprilla, biólogo animal y experto ambiental, recalcando que "estos son incendios provocados por el hombre de una manera inconsciente’.

BENEFICIOS Y PERJUICIOS

Asprilla señala que aunque ‘los incendios forestales siempre han existido de forma natural, incluso en algunos bosques en Norteamérica, y son fundamentales para que muchas semillas abran sus cubiertas y puedan germinar’, cuando se dan en exceso producto de la mano del hombre son perjudiciales no solo para los bosques sino también para las especies animales y vegetales, porque amenaza la extinción de las especies.

Por otro lado, asegura que pese a que el calentamiento global está provocando fuertes sequías en algunos países, incluyendo Panamá, no cree que los registrados en los últimos meses en Norteamérica y Europa, sean producto del fenómeno. ‘No hemos llegado a esos extremos todavía’, afirma Asprilla.

Por su parte, la WWF resalta en un comunicado que ‘aunque las condiciones meteorológicas juegan un papel importante, el calor por sí mismo no provoca incendios forestales, pues el ser humano es responsable del 96% de ellos’.

Subraya, además, que ‘la verdadera política de lucha contra los incendios en los bosques es la que evita que se produzcan, en vez de extinguirlos una vez están prendidos’.