Temas Especiales

28 de Oct de 2020

Planeta

México podría contar con el primer centro de estudios sobre desiertos

El anuncio del Foro se dio el miércoles, 17 de junio, en el marco del Día Mundial de Lucha contra la Desertificación

México podría contar con el primer centro de estudios sobre desiertos
La creación del centro en México promovería el uso sostenible de ese tipo de ecosistemas a nivel mundial.

La Oficina en México de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), en coordinación con el Gobierno de Coahuila, anunció la realización, en el mes de octubre de 2015, del Foro ‘Futuro sostenible de la vida en el desierto', iniciativa que surge por el interés de crear un Centro de Estudios sobre el Desierto.

El anuncio del Foro se dio el miércoles, 17 de junio, en el marco del Día Mundial de Lucha contra la Desertificación.

Esta iniciativa busca promover el estudio de las zonas áridas y la formación en materia de innovación tecnológica con el objeto de mejorar la gestión y la utilización sostenible de los recursos de las zonas áridas mexicanas, las cuales ocupan cerca de la mitad del territorio nacional. En este sentido, es importante señalar que, si bien a nivel mundial los desiertos mexicanos son reconocidos como uno de los centros de evolución más importantes de cactos y contienen el 60 % de las especies endémicas de ese país, aún no existen centros especializados en su estudio.

El Foro, que conjuntara las experiencias de profesionales a nivel mundial y permitirá visualizar el tema del desierto en términos distintos a los abordados usualmente, además de definir las premisas que conducirán a un estudio para la operación sostenible de dicho Centro y al desarrollo de las estrategias y oportunidades previas a su creación, tiene por objetivo contribuir a la Agenda de Desarrollo Post 2015, que en su objetivo número 15 busca ‘proteger y restaurar los ecosistemas terrestres […] luchar contra la desertificación, detener y revertir el proceso de degradación del suelo y detener la pérdida de biodiversidad'.

Para la Oficina de la Unesco en México, la unión de esfuerzos encaminados a la creación de un Centro de Estudios del Desierto representa una oportunidad invaluable para promover el uso sostenible de este tipo de ecosistema, revertir la degradación de las tierras, poner freno a la perdida de la diversidad biológica y fortalecer en todos los ámbitos la resiliencia frente a los efectos de la desertificación.

Además del planteamiento a nivel local, la propuesta conlleva la creación de un programa federal de colaboración con otros desiertos nacionales, como lo son el Pinacate, el Desierto de Sonora, el Desierto Chihuahuense o el Desierto de Tehuacán. Asimismo, con la intención de vincularse con otros desiertos ubicados en Latinoamérica y el Caribe, se propone constituir un plan de investigación conjunto que a futuro se inserte en la Agenda Latinoamericana.