Temas Especiales

25 de Jan de 2021

Planeta

Científicos del Smithsonian mejoran el rastreo de animales

Con etiquetas de GPS, los investigadores darán un seguimiento más minucioso de la salud, el consumo de energía

Gracias a los nuevos dispositivos de rastreo, los científicos logran obtener un vistazo del comportamiento animal y la salud ambiental del planeta.

Un artículo de la revista Science destaca que los científicos asociados del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales catalogan este avance como la ‘era dorada' del rastreo de animales.

Bajo esa premisa los estudiosos predicen que ‘los próximos años serán de descubrimientos emocionantes sin precedentes'.

En los últimos cinco años, la tecnología de rastreo por radio ha sido reemplazada por las etiquetas de GPS más pequeñas que permiten a los científicos rastrear con precisión un gran número de animales y de utilizar satélites para rastrear individuos a medida que se mueven a través del globo.

Los animales están equipados con múltiples sensores para realizar seguimiento de su salud, el consumo de energía e incluso para monitorear sus ondas cerebrales. Los investigadores pueden combinar esta información con los datos del clima y otros datos del medio ambiente monitoreados remotamente, así como para dar seguimiento a las interacciones complejas entre grupos enteros de animales.

Tres de los cuatro autores del artículo de Science , Roland Kays, Margaret Crofoot y Martin Wikelski, trabajaron juntos por primera vez en la Estación de Investigación del Smithsonian en la isla Barro Colorado, en Panamá, para desarrollar un sistema de radiotelemetría automatizada, utilizando torres con receptores de radio para rastrear a los animales mientras se movían a través de la densa selva tropical de tierras bajas.

ANTECEDENTES

La revista destaca que el proyecto ARTS se inició en el 2002 como un proyecto conjunto entre el Smithsonian, la Universidad de Princeton y el Museo del Estado de Nueva York con el apoyo de antiguos donantes y el mentor Frank Levinson. En ese entonces, para seguir a un solo animal, el científico portaba una antena y se tropezaba a través de la vegetación de la selva siguiendo una señal de radio proveniente del radio collar del animal.

Para cuando el proyecto ARTS terminó en el 2010, los investigadores podían rastrear a distancia hasta 200 animales a la vez, las 24 horas, los 7 días a la semana, y visualizar sus movimientos en Internet.

El equipo de científicos del proyecto ARTS, estudiantes de postdoctorado y otros estudiantes dieron seguimiento a monos capuchinos, ocelotes, osos perezosos, murciélagos, agutíes e incluso a abejas de las orquídeas, logrando grandes avances en la comprensión de su vida social y su papel en el siempre cambiante ecosistema del bosque tropical.

Los autores sostienen que la enorme cantidad de datos del movimiento de los animales, que ahora está disponible, pueden ser utilizados como una forma de ‘percepción de quórum'. Cada animal actúa como un sensor. En conjunto, los datos combinados de movimiento y de salud de los animales de todo el planeta señalan peligros ambientales.

El entender el movimiento es vital para la investigación de la biodiversidad, la predicción de los puntos clave de conservación, la identificación de las zonas de conflicto entre humanos y animales, la reconstrucción y el mantenimiento de la pesca y los ecosistemas productivos, además de la comprensión de la propagación de pandemias y las especies invasoras. El Smithsonian ha jugado un papel en la convocatoria de expertos internos y socios externos estratégicos, destaca el artículo.

Del 8 al 9 de julio próximo, el Instituto de la Conservación de la Biología del Smithsonian en Front Royal, Virginia, Estados Unidos, será la sede de un taller para poner en marcha una nueva iniciativa: SI MOVE.

Se trata de un Observatorio Terrestre de la Ecología del Movimiento. La iniciativa complementa a los Observatorios Marinos y Terrestres del Smithsonian y como parte de su gran desafío de entender y sostener un planeta biodiverso.

SI MOVE también se basará en los esfuerzos existentes de los socios de la Institución Smithsonian en el programa Sky, una asociación público-privada para avanzar en el monitoreo del movimiento con el objetivo de ‘dar seguimiento de cualquier especie y en cualquier lugar en el mundo durante toda la vida del individuo'.

==========

MEDIO AMBIENTE

Encuentran nuevas formas de acceder a información de la fauna.

Entender el movimiento de los individuos es vital para la investigación de la biodiversidad.