La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Planeta

Fenómeno de El Niño obliga a la ACP a restringir el calado

El 18.5% de las embarcaciones que transitan fueron afectadas por la decisión porque su calado es de más de 39 pies. Es una medida temporal

La medida aplica a partir de ayer 21 de marzo a los buques con un calado mayor a los 11.89 metros.

Un día antes de la celebración del Día Mundial del Agua, la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) emitió una circular a las navieras que establece ciertas restricciones temporales al calado de los buques para todos los agentes, propietarios y operadores de la vía interoceánica.

Esta medida temporal y preventiva se adopta debido a los efectos del fenómeno de El Niño, el cual deriva en el calentamiento periódico de las aguas oceánicas en el Pacífico tropical.

Cuando esto ocurre, El Niño cambia el patrón de precipitación en muchas regiones del planeta, con la consecuente sequía en la cuenca del Canal, lo que ha provocado que los lagos Gatún y Alhajuela se encuentren por debajo de sus niveles promedio para esta época.

El calado máximo permitido, según estable la circular, será de 11.89 metros (39.0 pies) en agua dulce tropical, efectivo a partir del 18 de abril de 2016. El calado máximo autorizado se define en función del punto más profundo de inmersión en específico para cada buque en el lago Gatún. Estas medidas se aplican para asegurar el funcionamiento continuo y seguro de la vía acuática.

‘No es que ellos van a buscar otra ruta, pero sí les impacta',--JORGE QUIJANOADMINISTRADOR DEL CANAL DE PANAMÁ

Los buques con un calado mayor a los 11.89 metros (39.0 pies) antes de o el 21 de marzo, no tendrán que seguir la restricción de calado, sujeto a consideraciones de seguridad. Los buques cargados después del 21 de marzo deberán cumplir con dicha medida.

El administrador de la vía acuática, Jorge Luis Quijano, explicó que el 81.5% de todos los buques que transitan el Canal de Panamá calan 39 pies o menos, por lo que la restricción sólo le va a pegar a un 18.5% de los buques.

‘No es que ellos van a buscar otra ruta, pero si les impacta porque el costo unitario por el transporte de tonelada aumenta al reducir la cantidad de carga que puede llevar el buque, este costo normalmente lo transfiere la naviera al dueño de la carga', destacó.

Las restricciones de calado se llevarán a cabo de forma decreciente 15 centímetros (seis pulgadas) con cada restricción anunciada, al menos con cuatro semanas de antelación.

Se continuará dando seguimiento a los niveles de agua de los lagos, y en el caso de que esta segunda restricción se confirme, la circular con la notificación formal se enviará por lo menos con cuatro semanas de antelación para permitirles a los clientes del Canal de Panamá una planificación adecuada.

Por otra parte, si aumenta ra la cantidad de lluvia durante las próximas semanas, las navieras serán informadas cuando la restricción sea suspendida.

La ACP proporcionará información sobre las medidas que se adopten, y seguirá d e cerca la situación para garantizar la seguridad y la eficiencia en sus servicios.

El vicepresidente ejecutivo de Ambiente, Agua y Energía de la ACP, Carlos Vargas, dijo el llenado cruzado de cámaras, los esclusajes de cámaras cortas para ahorrar agua y los esclusajes conjuntos (tránsito de más de un buque en una esclusa) son algunas de las acciones que están tomando para contrarrestar los efectos del fenómeno de El Niño.

Otra de las acciones concretas para minimizar el impacto del fenómeno clim ático, según Vargas, es la cancelación de la generación de electricidad en la hidroeléctrica de Gatún y no usar asistencia hidráulica en la operación de las esclusas.

Vargas detalló que desde la última vez que afectó El Niño a Panamá (1997 y 1998), la ACP ha profundizado unos siete pies el cauce de navegación.

Adicional, la ACP mantiene permanentemente una serie de acciones para conservar los recursos hídricos, como un activo plan de protección de los bosques y la reforestación dentro y fuera de la cuenca hidrográfica.